Álex Lequio, el hijo rebelde de Ana Obregón y Alessandro Lequio que se ganó a los periodistas

Álex Lequio manda un mensaje de ánimo por el 'Día contra el Cáncer'
Álex Lequio manda un mensaje de ánimo por el 'Día contra el Cáncer'
Europa Press
Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, ha fallecido a los 27 años de edad en Barcelona, donde estaba siendo tratado por un cáncer desde hacía dos años.

Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, ha fallecido a los 27 años de edad en Barcelona, donde estaba siendo tratado por un cáncer desde hacía dos años. 

Álex se ganó la fama de chico rebelde desde pequeño, cuando protagonizaba delante de la prensa del corazón, que seguía a su madre, cómicos momentos, haciendo peinetas o escupiendo y lanzando huevos.

Sin embargo, el hijo de Ana Obregón dejó atrás esa etapa cuando se graduó cum laude en la doble licenciatura de Filosofía y Ciencias Políticas en la Universidad de Duke, en Estados Unidos. 

Después, Álex se convirtió en un joven emprendedor, creando Polar Marketing, una agencia enfocada al sector digital, de donde surge Celebrize, una plataforma privada de Polar Marketing para celebrities, a la que se accede por invitación privada y orientada a realizar colaboraciones en Instagram. 

A medida que han ido pasando los años, Álex Lequio se ganó a sus seguidores y a los periodistas con su simpatía y su humor, del que seguía haciendo gala en sus redes sociales, a pesar de su delicado estado de salud. 

En una de sus publicaciones contaba  anécdotas sobre su estancia en la universidad, donde detalla que tuvo que vivir "en una especie de comuna extraña donde llegaron a pensar que estaba un poco zumbado", al rellenar de forma errónea la solicitud de ingreso en el campus de la universidad. 

Además, ganó el certamen de "hacer soniditos con la boca", se partió una pierna, publicó un ensayo y vivió "el acceso a una hermandad", detalla en la publicación que acompaña con una foto de su primer día en la universidad, junto con su padre y su madre. 

Ver esta publicación en Instagram

No suelen ser objeto de interés mis cuatro años en ultramar, donde tuve el placer de succionar conocimiento de mentes brillantes, cantinas indomables y como no, de los altibajos y vaivenes que todo joven adulto experiencia durante su época universitaria. Nunca los he compartido por pensar que quizás no os resultan interesantes, pero la realidad es, amig@s mi@s, que reúno una batería de recuerdos que dejan a Spielberg como a un novato de la ciencia ficción. Esta foto que veis, es una foto de mi primer día de universidad. El primer momento de tantos y que tanto esfuerzo supuso conseguir durante los años de agogé en Madrid (sigo pensando que la liaron y me dieron la plaza por equivocación 😂). El caso es que ese mismo año fue surrealista para un joven español que no tenía ni pajorera idea de lo que estaba a punto de vivir. Los acontecimientos fueron varios y asombrosamente extraños. Entre estos, destacaron: disputarle a Stiglitz algo que no tenía mucho sentido, vivir el acceso a una hermandad (aquí no puedo hablar mucho), publicar 1 ensayo, hacer un mini proyecto de fin de temario con Kyrie Irving, partirme la pierna, ganar un certamen por hacer soniditos con la boca (no por guapo, obviamente) y por último, confundirme al rellenar la solicitud de alojamiento en el campus y terminar viviendo en una especie de comuna extraña donde llegaron a pensar que estaba un poco zumbado (la personalidad española puede llegar a contrastar mucho 😂😂). En cualquier caso, eso sólo fue el primer año. No tiene mucho sentido contar estas cosas aquí, igual no interesa... pero ya que por X o por Y soy conocido, vamos a conocernos bien #UnEspañolEnUltramar

Una publicación compartida de Me Dicen Aless (@alessandrolequiojr) el

También se dejaba ver a menudo en sus redes sociales con Luna, su perra, y con Boby Puchum, otro perro que adoptó junto con Carolina, su novia. 

Carolina Monje, una joven de Barcelona que trabaja como directora en un hotel de Ibiza, comenzó su relación con Álex Lequio el año pasado. Durante esste tiempo, el joven emprendedor ha contado con el apoyo incondicional de su novia, además del de su familia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento