Muere Álex Lequio, el hijo de Alessandro Lequio y Ana Obregón, tras una larga lucha contra el cáncer

Ana Obregón y su hijo, Álex Lequio, en una imagen compartida por ambos en Instagram.
Ana Obregón y su hijo, Álex Lequio, en una imagen compartida por ambos en Instagram.
@ana_obregon_oficial / INSTAGRAM
Aless Lequio, el hijo de Alessandro Lequio y Ana Obregón, ha muerto a la edad de 27 años a causa del cáncer que padecía desde hace dos años, según informó ¡Hola!

Álex Lequio, el hijo del conde Alessandro Lequio y de la actriz Ana Obregón, ha muerto a la edad de 27 años a causa del cáncer que padecía desde hace dos años, según ha informado este miércoles la revista ¡Hola!

De acuerdo con la publicación, Lequio ha fallecido en la Clínica Quirón de Barcelona, donde se le estaba aplicando un nuevo tratamiento contra la enfermedad, que le fue diagnosticada en marzo de 2018.

Durante este tiempo, el joven contó con el apoyo de su madre y de su padre, que estuvieron con él en todo momento; así como también recibió las visitas de su novia, Carolina Monje, con quien mantenía una relación de un año.

Tras empeorar su estado de salud, Ana Obregón, que siempre se ha mostrado muy unida al joven, canceló sus últimos planes profesionales para acompañar a su hijo en este último tramo. Según pudo saber 20minutos, la actriz se encontraba devastada porque las noticias médicas que recibió le obligaban a permanecer en alerta.

El joven fue conocedor de su tumor en su mejor etapa profesional. En abril de 2018, viajó hasta Nueva York para iniciar su tratamiento. Asimismo, cuando la situación parecía mejorar, en septiembre de 2019 volvió a sufrir una complicación en su estado de salud. En esta última etapa, fue ingresado en Madrid y después fue trasladado a Barcelona, donde permanecía desde el pasado 15 de marzo.

Un tipo de tumor "poco común"

El pasado mes de enero, Ana Obregón se emocionaba en Volverte a ver al hablar sobre Alex Lequio. En el programa contó que la enfermedad de su hijo se trataba de un cáncer "muy poco común". Asimismo, su familia se encontraba satisfecha porque el pronóstico era positivo: "Todo va muy bien, dentro del pronóstico que había va fenomenal. Estamos muy animados", aseguró.

La bióloga recordó en el espacio conducido por Carlos Sobera cómo recibió la noticia: "Un día fueron a hacerle una pequeña cirugía con anestesia. Le dije a su padre que se fuera porque estaba ya todo listo y me quedé yo esperando. A las 12 entró en un quirófano pensando que no tenía nada, y a las dos de la madrugada vino el médico y me dijo que tenía un tumor. Fue el momento más duro que recuerdo".

Siempre con una sonrisa

Álex Lequio se mostró en todo momento optimista frente a la enfermedad. Siempre luchó con la sonrisa puesta y sustentado por la ayuda de sus dos pilares: su familia y su trabajo. Lequio aseguraba que había que "vulgarizar" la palabra cáncer para que la gente lo percibiera como un simple diagnóstico médico más. 

A lo largo de este tiempo, el hijo de Ana Obregón compartió con sus seguidores cómo vivía su enfermedad a través de Instagram, donde se definía como "emprendedor, inconformista y agradecido". Sin embargo, durante los últimos meses, las optimistas y habituales publicaciones se habían espaciado. 

El pasado 4 de febrero, el joven subió a esta misma red social un vídeo por el Día Mundial del Cáncer. Se había reunido con los compañeros de su empresa, Polar Marketing. "Hoy es un día muy importante para todas las personas que estamos luchando contra este resfriado tan puñetero y quería aprovechar para mandar un abrazo muy fuerte desde el corazón a tod@s mis luchadores/as. Mucha fuerza y ánimo", decía, mientras avanzaba sus futuros proyectos laborales.

Álex Lequio, ese niño que acaparó las portadas desde muy pequeño, que dio una primera impresión de chaval frívolo o caprichoso, demostró ser en realidad un joven maduro, espontáneo y cercano. Se ganó el cariño de quienes pudieron conocerle y la admiración de los que siguieron su lucha contra le enfermedad.   

Mostrar comentarios

Códigos Descuento