La tierna e inusual fotografía de Natalie Portman con sus hijos

La oscarizada estrella aprendió hebreo e inglés cuando era pequeña, pero también puede mantener conversaciones en francés, japonés, alemán y español. Además, es superdotada.
La oscarizada actriz Natalie Portman.
GTRES

Si hay algún top de personalidades herméticas con su vida privada en Hollywood sin lugar a dudas alguno de esos puestos lo ha de ocupar Natalie Portman. La actriz estadounidense-israelí (aunque con este último país se ha mostrado realmente crítica) no es muy dada a dar motivos a la prensa para hablar de ella, pero siempre hay momentos más livianos para ello.

Y uno de ellos ha llegado este lunes, celebrando el Día de la Madre (que en realidad fue el domingo en países como Estados Unidos), algo que le han agradecido sus seguidores, muy habituados a que la oscarizada intérprete de 38 años (su cumpleaños será en apenas un mes) comparta imágenes antiguas de rodajes y sesiones, así como consignas de las causas que defiende.

Pero en este caso la protagonista de Cisne negro, Jackie o Closer ha querido compartir una hermosa imagen junto a sus dos hijos, Aleph, de 8 años, y Amalia, nacida el 22 de febrero de 2017, frutos de su relación con el coreógrafo Benjamin Millepied, al que conoció rodando la cinta de Darren Aronofsky.

Fue precisamente su marido quien realizó la tierna fotografía, tal y como asegura Portman en la publicación mediante emoticonos de coraones y de una cámara junto a su nombre, aunque a juzgar por las edades de sus retoños hará al menos dos años que se realizó.

La publicación, que han podido ver sus cerca de 7 millones de seguidores, ha recibido los parabienes de Lily-Rose Depp, la hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis, o el director Xavier Dolan, que la dirigió en The Death and Life of John F. Donovan.

Un día antes, la también escritora Portman (en febrero de este año sacaba su primer libro centrado, sobre todo, en temas como la inclusividad, el ecologismo y el humor) publicaba otra instantánea, esta vez protagonizada junto a su madre, Shelley, a la que dedicaba unas sentidas palabras.

"La primera bendición de mi vida fue ser hija de mi madre. Es la persona más cariñosa, atenta, generosa, tierna, divertida, lista y con más talento y creatividad con la que jamás podría haber soñado pasar mi infancia", reconoció la actriz, que pronto retomará su papel de Jane Foster en la saga Thor.

"Y ahora la bendición es que yo tengo a mis hijos, que me han convertido en madre y me hacen sonreír y reír cada día, y apreciar a mi madre todavía más por todas aquellas cosas invisibles que hizo por mí y de las que me doy cuenta ahora conforme trato de estar a su altura", aseguró.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento