Madrid pedirá al Gobierno pasar a la Fase 1 y hará obligatoria la mascarilla en espacios cerrados

  • Será Sanidad quien decida si Madrid pasa o no a la siguiente fase de la desescalada.
  • El Gobierno autonómico hará obligatoria la mascarilla en espacios cerrados como ya lo es en el transporte público.
  • Las otras comunidades que lo han pedido son Andalucía, Galicia, Valencia, Castilla-La Mancha, Extremadura o La Rioja.
Isabel Díaz Ayuso, este miércoles, guardando un minuto de silencio en el hospital de Mostóles.
Díaz Ayuso guarda un minuto de silencio en el hospital de Mostóles.
COMUNIDAD DE MADRID
Díaz Ayuso guarda un minuto de silencio en el hospital de Mostóles.
COMUNIDAD DE MADRID

Madrid quiere dejar atrás el confinamiento y comenzar ya la desescalada hacia la llamada nueva normalidad. La Comunidad ha decidido este miércoles en un Consejo de Gobierno celebrado en dos partes trasladar al Ministerio de Sanidad su petición para entrar el próximo lunes en la Fase 1, en la que se permitirán reuniones sociales de hasta 10 personas; las terrazas podrán abrir al 50% de su capacidad, un porcentaje similar al de los hoteles y los alojamientos turísticos; y se comenzará a oficiar misas en lugares de culto con una limitación de un tercio del aforo, al igual que los espectáculos culturales y los museos, que también retomarán su actividad.

“Tenemos que ponernos en marcha y hace falta hacerlo ya”, ha asegurado el vicepresidente Ignacio Aguado en una entrevista con Ondacero en la que ha anunciado que, además, el Ejecutivo autonómico hará obligatorio el uso de la mascarilla en espacios cerrados en lo que parece un intento de convencer a Sanidad de que Madrid cumple las condiciones para no seguir “una o dos semanas” parada, “lo que sería desastroso para la economía madrileña”. El Gobierno hará además un envío masivo de 14 millones de mascarillas FFP2, dos para cada madrileño.

Los criterios para que el Ministerio de Illa dé luz verde al primer paso del desconfinamiento son objetivos y Madrid no las tiene todas consigo. Para pasar a la siguiente fase, es necesario tener la capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 47 y 50 camas para enfermos agudos y entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 habitantes. 

Es esta última condición la que la presidenta Isabel Díaz Ayuso, que defendió en un primer momento que Madrid no estaba preparada para avanzar, dijo que será la más difícil de cumplir, ya que la ocupación actual es alta (en la actualidad hay 610 pacientes en UCI). “Todavía tenemos que reducir las UCIs en un porcentaje que creemos que en estos días será posible”, ha advertido a primera hora del día en otra entrevista concedida a RNE horas antes de que el vicepresidente apostase públicamente por la opción contraria. 

Preguntado por esto, Aguado ha querido restarle importancia y ha asegurado que no ha habido discrepancias con Ayuso y que en el debate, que ha sido “constructivo”, “todos los consejeros” han entendido que Madrid, como Andalucía, Galicia, Valencia, Castilla-La Mancha, Extremadura o La Rioja, está preparada para afrontar el salto a la Fase 1, que ha tildado de “necesario e imprescindible”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento