El Gobierno aprueba 75 millones en ayudas al cine, teatro, librerías y pymes del sector cultural

  • Se trata de un real decreto que facilita el cobro del pago para los trabajadores intermitentes del mundo de la cultura.
  • Incluye incentivos fiscales para atraer coproducciones, avales de crédito y eleva los incentivos para el mecenazgo.
Rodaje de cine
Rodaje de cine
JCCM - Archivo

El mundo de la cultura tendrá sus propias medidas económicas para afrontar la crisis por el coronavirus. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un real decreto ley que contempla ayudas por valor de unos 75 millones de euros, en subvenciones directas, avales de créditos, mejoras en las subvenciones fiscales por actividad y mecenazgo, así como mejora del sistema para que los trabajadores intermitentes del sector puedan cobrar el paro.

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, ha explicado al término de la reunión un decreto que permitirá que los trabajadores intermitentes del sector cultural, el 45% del total, tengan derecho a una prestación de desempleo durante el tiempo que medie entre un proyecto y otro, con un tope de cobro de 180 días. Según el texto del decreto en el que aún caben modificaciones, los "periodos de inactividad" de un trabajador cultural serán tenidos en cuenta "como situación legal de desempleo".

"La duración de la prestación, que será de un máximo de 180 días, se calculará usando como referencia los períodos de ocupación cotizada en el año anterior. Esta ayuda será incompatible con otras percepciones o rentas concedidas por cualquier Administración Pública", se lee en el texto.

Créditos para pymes

En cuanto a las ayudas al sector, habrá una partida de 20 millones para pymes del sector cultural a través de la Sociedad de Garantía Recíproca CREA SGR. De ellos, 3.750.000 euros serán para sufragar el coste de la comisión de apertura de los avales de los préstamos a empresas del sector cultural con motivo de la crisis del COVID 19. Los 16.250.000 euros restantes se destina al fondo de provisiones técnicas. 

Según el Ministerio de Cultura, este importe de 20 millones "supone movilizar realmente 780 millones de euros en créditos garantizados para el sector cultural, dentro de que cada ámbito -libro, artes escénicas, música, cinematografía y audiovisual- accederá a un mínimo de 40 millones de euros.

El decreto incluye otros 38,2 millones en ayudas extraordinarias para las artes escénicas y la música, 4 millones para librerías independientes y otro millón más para la Promoción del Arte Contemporáneo de las que se beneficiarán galerías, críticos y comisarios.

Cine

Por lo que respecta al cine, el decreto flexibiliza el cumplimiento de los requisitos y amplía los plazos de las distintas fases de los rodajes que tiene que acreditar una productora para recibir las ayudas a la producción del Ministerio de Cultura, para "evitar que se produzca una temible situación de incumplimientos en cadena que puede conllevar la imposibilidad de llevar los proyectos a cabo en las mejores condiciones o al reintegro de las ayudas".

Además, para que las productoras tengan liquidez, el Gobierno les adelantará el pago de parte de las ayudas otorgada para iniciar el rodaje y podrán incluir entre los gastos subvencionables los que haya generado la crisis del Covid-19.

El decreto prevé también una exención temporal de la obligación de estreno comercial en salas de cine y que pueda hacerse "excepcionalmente" a través de proveedores de servicios de comunicación audiovisual o plataformas sin perder condición de "película cinematográfica".

Se crea una línea crédito extraordinario de 13,2 millones para la concesión directa de subvenciones a los titulares de salas de exhibición cinematográfica independientes.

Incentivos fiscales

El decreto contempla incentivos fiscales para la coproducción cinematográfica de largometrajes y cortometrajes. Habrá una deducción del 30% por el primer millón de base de la deducción y del 25% sobre el exceso de dicho importe. Para ello, al menos del 50% de la base de la deducción será por gastos realizados en territorio español y el importe de la deducción no podrá ser superior a 10 millones de euros.

Para atraer a España producciones internacionales, el Gobierno reducirá el límite de la deducciones desde un millón a 200.000  euros para producciones de animación y procesos de efectos especiales digitales.

Los mecenas culturales también tendrán más incentivos fiscales según un decreto que eleva un 5% los porcentajes de deducción previstos para las donaciones, hasta el 80% para los primeros 150 euros y el 40% a partir de esa cantidad. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento