La divertida imagen "haciendo pucheros" que Sara Carbonero ha compartido de cuando era pequeña

Sara Carbonero en el 'photocall' de Calzedonia en Ibiza.
La periodista Sara Carbonero.
GTRES

Una de las costumbres más de moda durante toda la cuarentena es lo que decía aquel verso de Jorge Manrique, aquel de "cómo, a nuestro parecer, / cualquiera tiempo pasado / fue mejor". Y eso, en estos tiempos, se traduce en subir una fotografía de antes de la cuarentena.

Los usuarios de las redes sociales han hecho de todo, desde la última imagen en el exterior que tuviesen guardada en el smartphone de antes del confinamiento por el Covid-19, una de cuando tenían exactamente 20 años o, entre los famosos, subir una estampa de cuando eran pequeños.

Sara Carbonero ha querido compartir con sus algo más de dos millones y medio de seguidores una instantánea de cuando era muy pequeña, como si abriera el álbum de fotos familiar y escogiese justo la que más se adecuaba a su sentir actual, que no es otro que la tristeza por no poder salir.

La esposa de Iker Casillas ha publicado una antigua fotografía en la que se le puede ver con la cara compungida y enfadada, a punto de llorar y enrabietarse, en mitad de una piscina con el flotador puesto y los labios realizando mohínes y muecas de desaprobación.

La periodista lo explica en la frase con la que ha querido titular esta curiosa y tierna postal de su infancia. "Haciendo pucheros desde 1984", dice la modelo de, claro, 36 años (haciendo la cuenta rápida), en el post que en menos de un día ha acumulado más de 52.000 likes.

Sin lugar a dudas, los hashtags también han dado que hablar porque al confinamiento le llama #sinfinamiento, da esperanzas recordando que quedan #15díasmás y que #estotambiénpasará, así como intentando rememorar aquel momento en el que le echaron la foto, #seguroquemetirabalacoleta.

Además, en sus stories, la toledana se ha mostrado, tal y como hilábamos al comienzo del artículo, muy cercana a la poesía y, en concreto, al chileno Pablo Neruda, de quien ha compartido una versión acortada (el original es más largo y se nombra a su tercera mujer, Matilde Urrutia) del poema Pido silencio de su libro Estravagario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento