Un estudio descarta que el Oumuamua tenga origen en una civilización alienígena y lanza una nueva teoría

Una representación del asteroide 'Oumuamua', descubierto el 19 de octubre de 2017 por el telescopio Pan-STARRS1 en Hawái. Se trata de un cuerpo llegado fuera del Sistema Solar. A partir de su brillo cambiante, se dedujo que es muy alargado, con dimensiones aproximadas de 30m x 30 m x 180 m, unas dos veces la altura de la Estatua de la Libertad.
Una representación del asteroide 'Oumuamua'.
M. KORNMESSER / ESO / EFE

Una nueva teoría elaborada a partir de simulaciones digitales explica el posible origen y la formación del misterioso objeto interestelar Oumuamua, descubierto en 2017, publica este lunes la revista Nature Astronomy.

El nuevo estudio se centra en la influencia que pudieron tener en la formación del objeto fuerzas gravitacionales y descarta por tanto que Oumuamua sea fruto de una civilización alienígena, como especularon investigadores de Harvard y del Instituto Smithsoniano.

Yun Zhang, de los Observatorios astronómicos nacionales de la Academia de las ciencias china, y Douglas N.C Lin, de la Universidad de California en Estados Unidos, emplearon simulaciones informáticas para demostrar "cómo objetos como el Oumuamua pueden formarse bajo la influencia de fuerzas de mareas como las que afectan a los océanos de la Tierra".

Lin explica que pudieron probar que objetos similares al Oumuamua -el primer objeto interestelar conocido que ha entrado en nuestro sistema solar- "pueden formarse debido a una amplia fragmentación mareomotriz durante encuentros de sus cuerpos matrices con sus estrellas anfitrionas, y luego ser expulsados al espacio interestelar".

Influencia de las estrellas

Zhang señala que el Oumuamua (palabra hawaiana que significa "un mensajero de lejos que llega primero") es diferente a cualquier otro cuerpo del sistema solar y tiene una superficie seca, forma alargada y un movimiento peculiar.

Oumuamua es una palabra hawaiana que significa "un mensajero de lejos que llega primero"

Estas características le distinguen por ejemplo de los cometas y le hacen similar a cuerpos rocosos como los asteroides del sistema solar, sostienen los científicos, que consideran probable que haya una larga población de objetos interestelares aún desconocida.

Zhang y Lin realizaron varias simulaciones de alta resolución para recrear "las dinámicas estructurales de un objeto que vuela cerca de una estrella".

Constataron que, si el objeto está lo suficientemente cerca, la estrella puede romperlo en fragmentos alargados que son entonces expulsados al espacio interestelar, se explica en la revista.

Zhang considera que esta teoría explica no solo el modo en que pudo producirse un solo Oumuamua sino también la posible formación de toda una población de objetos interestelares parecidos a asteroides. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento