El Gobierno alemán y los virólogos ven en los test tempranos y rápidos la clave de su baja mortalidad por coronavirus

Un hombre ante una botella de desinfectante en la Cancillería alemana.
Un hombre ante una botella de desinfectante en la Cancillería alemana.
ALEXANDER BECHER / EPA / EFE

Hace días Fernando Simón aseguraba que no encontraba respuesta a la baja tasa de mortalidad de Alemania con respecto a otros países europeos. Pero allí si parecen tenerla. La realización de test de manera amplia y en una etapa muy temprana de la pandemia ha sido clave para la relativamente baja tasa de mortalidad por coronavirus en el país, pese al alto número de contagios, sostienen tanto el Gobierno germano como los expertos en virología del país. 

"Estamos al principio de una epidemia. Nadie puede prever qué va a pasar las próximas semanas. Pero estamos mejor preparados gracias al alto número de test realizados", afirmó el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

Se realizan semanalmente medio millón de pruebas, añadió por su parte el presidente de la Asociación de Mutuas Alemanas, Andreas Gassen, datos que asimismo corroboró el jefe del Instituto Robert Koch (RKI), Lothar Wieler, competente en la materia en Alemania.

Los datos de este jueves del RKI elevan el número de contagios en 36.508 - unos 5.000 más que el día anterior - y el víctimas mortales a 198. La Universidad estadounidense Johns Hopkins, con un sistema más dinámico de actualización, sube la cifra de infectados en Alemania a 39.502 y el de víctimas mortales a 222.

¿En base a qué criterios se realizan los test?

Los test se practican de acuerdo a varios criterios: que el afectado presente síntomas, que haya estado en contacto con una persona contagiada, grado de vulnerabilidad o si tiene patologías previas, explicó Wieler.

"El motivo por el cual en Alemania hay tan pocas muertes en relación con el número de infectados tiene su explicación en que realizamos extremadamente muchos diagnósticos de laboratorio", insistió, por su parte, el director del Instituto de Virología de la Clínica Universitaria berlinesa de la Charité, Christian Drosten. Es de gran importancia la "ubicación regional", insistió Drosten, contar con laboratorios repartidos en todo el país que constituyen un gran apoyo para practicar los test con rapidez.

Drosten se refirió asimismo a la realización de pruebas para detectar anticuerpos, algo que se está desarrollando en estos momentos. En este sentido, se mostró convencido que después de Semana Santa se podrá contar "de repente con muchos datos en esta dirección".

"Nos encontramos en una situación en la que necesitamos un gran pragmatismo" y "no tenemos otra salvación que llevar a cabo una investigación clínica pragmática", dijo por otra parte el virólogo. Recordó que "la vacuna es el verdadero objetivo", pero "difícil" de alcanzar, por lo que lo primordial ahora es ganar tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento