El Parlamento Europeo prohíbe los actos y visitas por el coronavirus y el Pleno no se moverá de Bruselas a Estrasburgo

El Brexit es ya una realidad. El Parlamento europeo ha aprobado la salida del Reino Unido de la Unión por 621 votos a favor frente a 49 en contra. Nada más terminar la votación, los eurodiputados han cantado cogidos de la mano la canción tradicional escocesa 'Auld Lang Syne', un himno para despedir a los británicos.
Plenario del Parlamento Europeo en Bruselas. 

El coronavirus recorre la UE y una de sus instituciones, el Parlamento Europeo, ha tomado medidas para evitar la concentración de personas, originarias además de los distintos países europeos. La Eurocámara ha prohibido el acceso a sus sedes de todo aquel que no sea eurodiputado, trabajador de la institución o periodista acreditado y ha cancelado todos tipo de eventos en sus tres sedes -Bruselas, Luxemburgo y Estrasburgo- y en las antenas en todos los Estados miembros. Este jueves, está previsto que se confirme la decisión que ya apuntó el lunes su presidente, David Sassoli, para que el Pleno de la semana que viene, que tenía que celebrarse en Estrasburgo, se quede en Bruselas, para evitar más movimientos.

La UE intenta frenar la propagación del coronavirus restringiendo aglomeraciones y movimientos. Este miércoles, los ministros europeos de Economía y Finanzas se reunirán por teleconferencia para compartir medidas financieras para evitar perjucios económicos por la enfermedad.

Las autoridades nacionales en los Estados miembros están recomendando a sus ciudadanos que no viajen a zonas declaradas de riesgo y que, si lo han hecho, que estén en observación durante 14 días. Sin embargo, Sassoli admite en una circular que “no siempre es posible para el Parlamento [europeo] identificar con suficiente grado de confianza” que el “gran número” de personas que cada día acceden a sus sedes para participar en una gran variedad de eventos cumple estas recomendaciones.

Por eso, la Eurocámara ha decidido evitar riesgos y cancelar todos los eventos que impliquen la participación de invitados ajenos a la institución, a los que se denegará el acceso a la institución. Hasta nueva indicación, solo podrán entrar los eurodiputados, el personal y también la prensa acreditada.

En estos casos, el acceso se denegará a aquellas personas que hayan visitado zonas de riesgo o que hayan estado en contacto con personas enfermas, que tendrán que observar una cuarentena de 14 días, como la que se fija en los Estados miembros.

En concreto, el Parlamento Europeo ha concretado una veintena de tipos de actos y visitas que hasta próxima noticia no podrán tener lugar en sus sedes incluidos los restaurantes, salones y otros espacios dentro de las mismas. Entre ellas, visitas de delegaciones, comités de expertos, visitas organizadas por eurodiputados ni visitas personales a todo tipo de personal autorizado o eventos culturales o exposiciones.

El Pleno no se mueve

Las medidas del Parlamento Europeo para evitar el contagio del coronavirus previsiblemente se reforzarán este jueves, cuando Sassoli ha anunciado que tomará una decisión definitiva de los planes que ya se anunciaron este lunes, destinada a restringir los movimientos

Así, se espera que el Pleno de la Eurocámara que estaba previsto que se celebrara la semana que viene en Estrasburgo, tenga lugar en la sede de Bruselas. 

El traslado mensual de los miles de personas que trabajan en el Parlamento Europeo de Bruselas a Estrasburgo, con el duplicado de documentos o el empleo masivo de medios de transporte que ello supone, ha sido un tradicional crítica a la Eurocámara por parte de políticos y activistas contra el cambio climático y también de lo que critican que este traslado mensual entre dos sedes que se encuentran a 400 kilómetros cuesta le cuesta a la UE unos 100 millones de euros al año, según un informe del propio Parlamento en 2014. Curiosamente, ha sido el coronavirus el que, de momento este mes, hará permanecer al Pleno en Bruselas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento