¿Culpable o no? El jurado se encierra para deliberar sobre el veredicto del caso Weinstein

  • Una tarea que arrancó tras un polémico artículo de la defensa interpelando directamente al jurado.
El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein, a su llegada a la Corte Suprema de Nueva York.
El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein, a su llegada a la Corte Suprema de Nueva York.
PETER FOLEY / EFE
El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein, llega a la Corte Suprema de Nueva York.
ATLAS

Después de seis semanas y una treintena de testigos, el jurado del caso contra Harvey Weinstein se retiró a deliberar este martes si el productor es culpable o no de varios delitos sexuales, una tarea que arrancó tras un polémico artículo de la defensa interpelando directamente al jurado, que a su vez pidió aclarar cuándo prescribe una violación.

Weinstein, de 67 años, llegó a la Corte Suprema de Nueva York trajeado y ayudándose de su andadory, sin dar muestras de nerviosismo, permaneció atento mientras el juez James Burke instruía durante una hora a siete hombres y cinco mujeres sobre cómo alcanzar un veredicto unánime respecto a los cinco cargos que le imputa la Fiscalía.

"Ustedes y solo ustedes son los jueces y únicos responsables de decidir si el acusado es culpable o no", explicó el juez Burke al jurado, basándose en las evidencias presentadas.

Se trata de dos cargos de agresión sexual depredadora, uno de acto sexual delictivo en primer grado, uno de violación en primer grado y otro de violación en tercer grado, que los jurados deberán decidir si han sido “probados más allá de toda duda razonable” por los fiscales y después condenar, o no, siguiendo diferentes combinaciones.

Polémica por una columna de opinión de su abogada

Antes de que llegara el jurado, hubo un rifirrafe debido a una columna de opinión publicada este domingo por la abogada de Weinstein, Donna Rotunno, en la revista Newsweek, en la que se dirigía directamente a los miembros del jurado, que tienen prohibido indagar sobre el caso en los medios o en internet, y les pedía hacer “lo correcto”: absolver a su cliente.

Donna Rotunno, una de las abogadas de Harvey Weinstein, llega con este a la Corte Suprema de Nueva York durante una de las sesiones del juicio al exproductor de cine.
Donna Rotunno, una de las abogadas de Harvey Weinstein, a su llegada a la Corte Suprema de Nueva York.
JASON SZENES / EFE

La fiscal Joan Illuzzi-Orbon denunció que esa actuación violaba las normas del tribunal y acusó a la autora de “manipular al jurado”, pero el juez se limitó a ordenar a Rotunno que se abstuviera de hablar en público sobre el caso y a advertirla sobre “los tentáculos de su coloso de las relaciones públicas”.

Solo media hora después de retirarse, los jurados ya enviaron una nota al magistrado pidiendo aclaraciones sobre las combinaciones que pueden adoptar en su condena y sobre cuándo prescribe una violación, lo que dejó entrever la complejidad de su tarea y quizás “adivinar” cuál podría ser su veredicto, indicó la aboga Gloria Allred, quien cree que pesarán los “mitos sobre la violación”.

"Los mitos sobre la violación", el alegato de las víctimas

“Puede haber tres posibilidades: condena, absolución o juicio nulo”, explicó la abogada, que representa a tres de las seis supuestas víctimas que han testificado contra Weinstein, entre ellas una de las dos denunciantes sobre las que se sustenta este caso, la asistente de producción Mimi Haley, que lo acusó de obligarla a hacerle sexo oral a la fuerza en 2006.

Teala Davies (izda), una de las presuntas víctimas del fallecido Jeffrey Epstein, la abogada Gloria Allred (centro), y otra presunta víctima no identificada y su bebé (dcha), hablan con la prensa frente al Tribunal Federal de los Estados Unidos en Nueva York.
La abogada Gloria Allred (centro), en una imagen de archivo.
ALBA VIGARAY

“Espero que el jurado haya escuchado cuidadosamente el testimonio experto de (la psiquiatra forense) Barbara Ziv y entienda algunos de los mitos sobre la violación que ha blandido la defensa”, afirmó Allred a las puertas del juzgado, refiriéndose a las “comunicaciones continuadas” de las supuestas víctimas con el acusado.

“Cuando estuve en el juicio contra (el comediante Bill) Cosby, la defensa sugirió que unas comunicaciones continuadas significaban que ella (la víctima) había consentido las relaciones. El jurado no compró el argumento. Espero que este jurado también lo entienda”, apostilló.

Las deliberaciones se alargarán como mínimo hasta el miércoles

Por su parte, el juez Burke, que tuvo que hacer pausas durante su intervención debido al ruido de varias ambulancias, insistió al jurado en que “si la Fiscalía no ha logrado satisfacer la carga probatoria, debe hallar no culpable al acusado”, y apostilló que “hay muy pocas cosas que sepamos con absoluta certidumbre”, pero ante la Justicia no sirve un “probablemente”.

Asimismo, la defensa tuvo tiempo para un último intento, sin éxito, de apartar a una miembro del jurado, la misma que causó polémica por estar escribiendo un libro sobre “hombres depredadores”, argumentando que habían averiguado que se estaba leyendo otro sobre abusos infantiles.

A falta de un par de horas para que acabe la jornada de este martes tras la pausa para comer, en la que Weinstein se ha quedado en la sala, se espera que las deliberaciones se alarguen como mínimo hasta mañana miércoles, aunque no se descarta ninguna posibilidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento