La actriz Lola Herrera se encara con un espectador en el teatro por culpa de un móvil

Lola Herrera llega al Palacio de Festival con 'Cinco horas con Mario'
Lola Herrera llega al Palacio de Festival con 'Cinco horas con Mario'.
20M EP

La actriz de 84 años, Lola Herrera, tuvo que interrumpir su monólogo de Cinco horas con Mario debido a que un espectador no apagó su teléfono y estuvo sonando por más de un minuto, según informa Heraldo.es.

Todo ocurrió en el Teatro Las Esquinas en Zaragoza, donde la actriz se encontraba escenificando la famosa obra de Miguel Delibes. Dentro de la sala no paraban de sonar distintas alarmas y notificaciones de aquellos asistentes que no habían puesto en silencio o apagado sus teléfonos. 

Según cuenta una testigo del momento, lo que hizo estallar a la actriz fue un móvil que estuvo sonando durante tanto tiempo que se creía que formaba parte de la obra, cuando de repente Lola se levantó y espetó: "Apáguelo, por favor. Así no se puede trabajar".

La obra Cinco horas con Mario implica que la actriz esté sola en el escenario, lo que supone esfuerzo muy grande tanto mental como físico, por lo que se somete a una gran carga emocional, haciendo muy difícil el volver a retomar la obra una vez que se ha salido del guion.

Desde el teatro, afirman que hay una voz recuerda por megafonía que hay que apagar el móvil, además de numerosos carteles en la puerta de la sala, pero este tipo de episodios se dan con más frecuencia en obras en las que hay un cabeza de cartel conocido y arrastran al teatro a gente que, en ocasiones, está más interesada en ver al famoso que en la obra.

El patio de butacas recibió con aplausos a Lola Herrera cuando regresó al escenario tras el incidente. Según cuentan los testigos le costó volver a meterse en el papel, pero por suerte la obra discurrió con normalidad hasta el final, cuando el público aplaudió puesto en pie.

"Te vuelves loca con ese ruido"

"No tuve más remedio que parar porque te vuelves loca con ese ruido; te destroza la cabeza", ha dicho la artista. "Sonó insistentemente, muy insistentemente, un móvil que nadie apagaba. La señora se fue muy enfadada por lo visto porque sus vecinos de butaca se enfadaron con ella pero no sé más", ha señalado la actriz (1935) sobre el incidente.

"Es una cosa que se repite con demasiada frecuencia y que es una falta total de respeto al público que está viendo la obra y a los que estamos trabajando", ha añadido la actriz vallisoletana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento