Sánchez intentará no “herir susceptibilidades” entre el resto de presidentes si se reúne antes con Torra

  • Montero no descarta que sea el primero en recibir su visita y no Urkullu en función de las agendas.
  • ​Será una "primera toma de contacto" para "dialogar con tranquilidad", explica la portavoz del Gobierno.
Sánchez quiere ver a Torra en Barcelona la primera semana de febrero
Sánchez quiere ver a Torra en Barcelona la primera semana de febrero
Europa Press

La reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente catalán, Quim Torra, de “principios de febrero” vuelve a suscitar la cuestión del orden protocolario entre los presidentes autonómicos. Además de apuntar la fecha, Sánchez anunció este lunes que también visitará al resto de presidentes y, según el orden establecido, debería empezar por el lehendakari, Íñigo Urkullu, aunque en Moncloa este martes no se tenía confirmación de que las agendas de unos y otros permitan respetarlo u obliguen a que Torra sea el primer interlocutor.

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que ha indicado este martes que se “intentará seguir el calendario para que no haya suspicacias de las fechas. El orden que establece el protocolo en guarda relación con orden en que fueron aprobados los primeros estatutos de autonomía. Primero fue el del País Vasco y después el de Cataluña, de manera que correspondería al lehendahari ser el primero en recibir una visita de Sánchez, que este lunes se limitó a apuntar la fecha aproximada de su encuentro con Torra.

Con el resto, los encuentros siguen todavía sin cerrarse. “Las agendas de los presidentes son muy amplias y no hay inconveniente en anticipar una reunión a otra, no queremos herir la susceptibilidad de nadie”, ha dicho Montero, que ha afirmado que “llamaremos en ese orden, pero intentaremos encajarlo en función de la disponibilidad”.

De este manera, no puede descartarse que Sánchez se reúna en primer lugar con Torra, en el orden en el que el mes pasado el presidente catalán intentó, sin éxito, que se empezara la ronda de contactos telefónicos que hizo Sánchez de cara a su investidura.

Importancia del diálogo

El presidente insiste en revestir de normalidad sus conversaciones y reuniones con Torra, rodeándolas de llamadas de teléfono y encuentros con el resto de presidentes autonómicos, es evidente que las relaciones con el presidente de la Generalitat son distintas puesto que sobre ella pesa la “crisis política” en Cataluña que el Gobierno y el Govern se han conjurado a solucionar de forma “política” en una Mesa de diálogo pactada por el PSOE y ERC y que precisamente echará a andar después de la reunión entre Sánchez y Torra.

En este sentido, Sánchez acudirá al encuentro, en Barcelona, sabiendo que “uno y otro están en las antípodas y de ahí la necesidad del diálogo, de ser capaces de concretar una agenda de acuerdo”, ha dicho Montero, que ha añadido que la reunión será “una primera toma de contacto” de cara a la Mesa de diálogo, “para que puedan dialogar con tranquilidad”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento