Sánchez e Iglesias se funden en un abrazo: “Bien está lo que bien acaba”

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, abraza a Pedro Sánchez tras intervenir ante el pleno del Congreso en la primera jornada de la sesión de investidura de Sánchez.
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, abraza a Pedro Sánchez tras intervenir ante el pleno del Congreso en la primera jornada de la sesión de investidura de Sánchez.
Emilio Naranjo / EFE

Al margen de las dificultades sobre Cataluña, de las dudas que provoca el acuerdo con ERC o de las miles de personas que este sábado se han manifestado en Madrid en contra de la investidura convocadas por el PP, Vox y Ciudadanos, la sesión que ha empezado hoy en el Congreso terminará previsiblemente el martes, 7 de enero, con la formación del primer gobierno de coalición de la historia reciente, del PSOE y Unidas Podemos, cuyos líderes no han escatimado en parabienes, llamamientos a no defraudar y, según los casos, muestras de emoción.

También en muestras de afecto, como el apretón de manos que se han dado el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos e inminente vicepresidente, Pablo Iglesias, cuando este segundo se ha acercado al escaño del primero al final de su intervención o el abrazo con el que Sánchez le ha correspondido cuando, tras su réplica a Unidas Podemos, ha sido él quién ha ido a saludar al líder morado.

El buen momento por el que atraviesan las relaciones entre PSOE y Unidas Podemos, que formarán gobierno a partir de la semana que viene, ha quedado muy patente durante la intervención de los morados esta tarde. Había expectación por saber qué tenían que decirse Sánchez e Iglesias, dado que ya no son contrincantes. Entre agradecimientos mutuos y frentes comunes contra la derecha, Iglesias ha cerrado su intervención con un “Sí se puede, adelante presidente”.

“Tengo la esperanza de que vamos a hacerlo bien y dentro de 4 años miraremos atrás y demostraremos a muchos que hoy dicen que no va a ser posible que hubo una izquierda que supo gobernar España”, ha dicho Sánchez para cerrar esta fase del debate.

Abrazos y agradecimientos

Las muestras de cercanía no se han dado solo entre Sánchez e Iglesias. El líder de IU y posible ministro, Alberto Garzón, también ha repartido gracias desde la tribuna de oradores, donde ha proclamado que “las banderas no se comen” y ha apostado por la “justicia social” que tanto socialistas como morados ven garantizado en el acuerdo de coalición.

Iglesias ha repartido reconocimiento en la difícil tarea de forjar un acuerdo cuando desde la tribuna ha agradecido por igual a sus compañeros Pablo Echenique y Ione Belarra y a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y como al secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños.

Al acuerdo o a “buen puerto”, según ha apuntado Sánchez en su réplica a Iglesias, en la que ha repetido en varias ocasiones que “bien está lo que bien acaba”. Todo ello, a pesar de que en su primera intervención ha admitido que la coalición con Unidas Podemos no era su opción preferida, porque habría preferido gobernar en solitario.

Sin embargo, ya a primera hora ha afirmado que la coalición “funcionará”. Por la tarde, Sánchez ha hecho oficial el giro desde la coalición que, según dijo en campaña, le quitaría el sueño por Cataluña hasta reconocer la “generosidad” de Iglesias por dejar al PSOE esta cuestión para que fuera posible “llegar a un acuerdo”.

Buen aperitivo

A pesar de que hace unos meses se resistía a ir más allá, Sánchez ha considerado este sábado que los meses quae PSOE y Podemos han “gobernado en cooperación”, desde la moción de censura hasta el 28- han, sido “un buen aperitivo” de lo que está por llegar

Así, ha destacado objetivos compartidos como subir el salario mínimo y el “consenso” que existe entre ambos sobre las partes de la reforma laboral de 2012 que hay que derogar. “Creo que hemos hecho muy buenas cosas en el mercado de trabajo pero es insuficiente porque hay muchas cosas que los sindicatos nos están diciendo que tenemos que ponernos en marcha y desde luego ese va a ser el ánimo de la coalición”, ha asegurado.

Por agradecer, Sánchez también ha agradecido a Unidas Podemos que haya accedido a incluir en el texto del acuerdo el compromiso del próximo gobierno con la responsabilidad fiscal, para dejar claro que “va a ser una guía”, algo que ha considerado “obvio” pero que genera “tranquilidad e incertidumbre en algunos actores económicos inquietos sobre todo por toda la propaganda que estamos viendo sobre lo que pensamos hacer en política económica”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento