La líder demócrata de EE UU pide a Sánchez que "marque la ruta" para el regreso de la democracia a Venezuela

Pedro Sánchez y Nancy Pelosi, en la Cumbre del Clima de Madrid.
Pedro Sánchez y Nancy Pelosi, en la Cumbre del Clima de Madrid.
La Moncloa

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y el principal referente del Partido Demócrata, ha pedido este lunes al presidente español en funciones, Pedro Sánchez, que "marque la ruta para el regreso de la democracia a Venezuela", según han informado fuentes del Gobierno.

Así lo han indicado fuentes de Moncloa tras el encuentro bilateral que han mantenido Sánchez y Pelosi en la jornada de inauguración de la Cumbre del Clima de Madrid, a la que Pelosi ha acudido liderando una nutrida delegación de congresistas y senadores demócratas, que han dejado claro que se puede seguir legislando en contra del cambio climático, a pesar de que Donald Trump decidió retirarse del Acuerdo de París.

En esta reunión, Pelosi ha pedido a Sánchez que actúe sobre la situación e Venezuela, aunque no se ha precisado de qué modo ni de momento fuentes del Gobierno señalan si el presidente español ha dado alguna respuesta a esta pregunta.

Además de Venezuela, la apertura de la Cumbre del Clima ha sido ocasión para que Sánchez haya dejado muy claro el posicionamiento de su Ejecutivo con Chile y con Estados Unidos. Ha apoyado sin fisuras al presidente chileno, Sebastián Piñera, frente a las protestas sociales que continúan en el país y se ha alineado claramente junto con los demócratas estadounidenses, frente al negacionismo climático que practica el presidente Donald Trump. 

Sánchez ha tenido una tercera dosis de política internacional durante la inauguración de la Cumbre del Clima de Madrid, puesto que en una reunión bilateral la líder demócrata de EEUU, Nancy Pelosi, le ha pedido que "marque la ruta para el regreso de la democracia a Venezuela", según han informado fuentes del Gobierno.

Se desconoce qué le ha contestado el presidente en funciones, que sí ha sido más claro por lo que respecta a Chile y las protestas sociales contra el Gobierno de Piñera que provocaron que la COP25 no pudiera celebrarse en Santiago de Chile y se trasladara en tiempo récord a Madrid.

Desde entonces, el gobierno chileno ha insistido en su mensaje de que Chile es una democracia, que no abusa del uso de la fuerza y que sabrá responder a las demandas sociales, justo lo contrario de lo que le acusan los manifestantes que, en un número mucho más inferior, también se han dejado notar en Madrid. 

Hace unas semanas, una decena de jóvenes recibieron con una pancarta donde se leía que "España acoge a un Gobierno asesino" en un desayuno informativo sobre la COP25 de las ministras española de Transición Ecológica, Teresa Ribera y chilena de Medio Ambiente, Carolina Schmidt. 

Jóvenes protestan en Madrid por la situación en Chile
Jóvenes protestan en Madrid por la situación en Chile
20minutos

En aquella cita, Schmidt aseguró que Chile es una "historia de éxito", mientras que este mismo lunes la inauguración de la Cumbre del Clima ha contado con un vídeo de Piñera, que ha agradecido la "solidaridad" del Gobierno de Sánchez con Chile y ha explicado que no había viajado a Madrid por que su "responsabilidad es estar en Chile, por las dificultades que está pasando". Frente a esta versión, los manifestantes afirman que Piñera no sale de Chile para no enfrentarse a una posible detención internacional por crímenes de lesa humanidad, en respuesta a las querellas presentadas contra él por “ataques sistemáticos” en contra de la población civil.

En todo caso, el Gobierno español tiene muy claro de parte de quién está en este conflicto social. Del Gobierno de Piñera. "Chile estaba en dificultades, es un país hermano, necesitaba ayuda de España y hoy Madrid es Chile, porque siempre España es América Latina", han asegurado este lunes fuentes del Ejecutivo de Sánchez.

Demócratas y Trump

Además de con Chile, el presidente español ha tenido este lunes un especial predicamento con la nutrida delegación del Partido Demócrata de Estados Unidos que, en ausencia de un Gobierno -de Donald Trump- que apoye la lucha contra el cambio climático, es ha desplazado a Madrid para dejar claro que Estados Unidos "sigue dentro" del consenso internacional contra el cambio climático, a pesar de que la Casa Blanca se retiró del Acuerdo de París Diga lo que diga Trump, los demócratas han dejado claro en Madrid que la Cámara de Representantes sigue legislando medidas para frenar el calentamiento global.

Sánchez y Pelosi han mantenido una reunión bilateral en la que la mayor referente de los demócratas americanos le ha pedido que intervenga en Venezuela y también le ha agradecido la organización de la Cumbre del Clima.

Sin citar a EEUU o, ya en clave interna a Vox, el presidente en funciones ha lanzado un duro alegato contra los negacionistas del cambio climático durante la inauguración de la Cumbre. "Durante años, circularon las versiones más variadas e irracionales del negacionismo climático. Hubo quienes veían conspiraciones e incluso dictaduras de supuesta corrección política. Hoy, por fortuna, solo un puñado de fanáticos niega la evidencia", ha dicho Sánchez.

Fiel a su intención de no hablar mal de Trump fuera de Estados Unidos, donde ha sido la principal impulsora del proceso de destitución que se sigue contra Trump, Pelosi no ha querido hablar ni del 'impeachment' ni de la no política climática de la actual Casa Blanca.

"No estamos aquí para hablar ni de impeachments ni del presidente de Estados Unidos, estamos aquí para fijar nuestra agenda para futuras generaciones", ha dicho Pelosi, que en lo referente en cuál es el mejor enfoque para luchar contra el cambio climático, lo ha dejado claro: "Ciencia, ciencia y ciencia. Y ciencia otra vez".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento