Una mina antipersona mata a un alemán y hiere a una argentina en Birmania

Las tres estatuas de los reyes que fundaron el reino de Birmania, durante la celebración del 68 aniversario del Día de las Fuerzas Armadas en Naypyitaw, Birmania.
Las tres estatuas de los reyes que fundaron el reino de Birmania, durante la celebración del 68 aniversario del Día de las Fuerzas Armadas en Naypyitaw, Birmania.
Nyein Chan Naing / EFE

Un ciudadano alemán murió y su acompañante argentina resultó herida a consecuencia de la explosión de una mina antipersona cuando viajaban en motocicleta por el noreste de Birmania (Myanmar), confirmaron este miércoles fuentes policiales y una ONG local. 

El ciudadano alemán de 40 años y la argentina, de 39 años, sufrieron el percance este martes en el estado Shan, donde en algunas zonas hay minas antipersona debido al conflicto entre el Ejército birmano y guerrillas de varios grupos étnicos. Ko Myo, de la ONG Charity Without Borders, indicó que la mujer sufrió "heridas leves" en la pierna y en el brazo, y se encuentra ingresada en el hospital de Hsipaw, en el noroeste de Shan. "Gente del lugar nos llamó y enviamos dos coches para recogerlos", explicó Ko Myo. 

La zona en la que viajaban los dos turistas se encuentra en el norte del Estado de Shan, una región que es objeto de una activa oposición por parte de diversos grupos étnicos armados que combaten a las fuerzas armadas de Myanmar. Los viajes en la remota región de los municipios de Hsipaw y Kyaukme están restringidos, especialmente para los turistas extranjeros, pero sus senderos siguen atrayendo a los excursionistas.

Birmania, que no es firmante del tratado internacional contra las minas antipersona, es el único país cuyo Ejército usó este tipo de armas en 2018, según un informe publicado la semana pasada por la ONG Landmine Report. El informe de Landmine Report señala que algunas organizaciones armadas no estatales también usaron minas antipersona en el país, donde el número de muertos y heridos por este tipo de explosivos ascendió el año pasado a 430.

Se trata del cuarto país del mundo con más víctimas por estas armas, que no discriminan entre combatientes y civiles, tras Afganistán (2.234), Siria (1.465) y Yemen (596). E

Mostrar comentarios

Códigos Descuento