Los coches sin etiqueta ambiental representan el 15% del total y son responsables del 50% de las emisiones

  • Ese porcentaje sin etiqueta también es responsable del 68% de las partículas más contaminantes.
  • La OCU pide un Plan Renove centrado en la sostenibilidad dirigido a la renovación de los vehículos más contaminantes.
Imagen de archivo de coches y motocicletas en un atasco.
Imagen de archivo de coches y motocicletas en un atasco.
ACEM - Archivo

El 15% de los coches más antiguos, los que no tienen etiqueta de la DGT, son responsables de al menos el 50% de las emisiones contaminantes del tráfico rodado, según un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Ese 15% sin etiqueta, además de ser responsable del 50% de las emisiones de óxidos de nitrógeno, lo es también del 68% para las partículas en suspensión, que son los contaminantes que mayor efecto negativo tienen en la salud de los ciudadanos.

Para elaborar el informe, la OCU, en colaboración con OPUS RSE, ha efectuado más de 376.000 mediciones de 280.000 vehículos en condiciones reales de circulación en los accesos a la M30, autovía de circunvalación de Madrid.

Las mediciones se realizaron con detectores con espectroscopia óptica que analizan los gases que salen del tubo de escape de cada vehículo, y permiten medir la cantidad de contaminantes que emiten a la atmosfera,

De los datos del estudio, que según la OCU se pueden extrapolar a otras grandes ciudades, se deduce que el 85% de los vehículos que circulan en Madrid tienen etiquetas medioambientales.

De ellos el 40% tienen C y B a partes iguales, un 4% cuenta con etiqueta ECO y solo un 1% tiene etiqueta cero emisiones. El 15% restante son vehículos sin etiqueta: diésel matriculados antes de 2006 y gasolinas anteriores al 2000.

Otra conclusión de este estudio es que, en condiciones reales de circulación, los turismos con etiqueta C más modernos y de menor potencia (sobre todo los que tienen motor de gasolina) contaminan tan poco como muchos de los vehículos con etiqueta Eco (microhíbridos, híbridos no enchufables Diésel y aquellos que funcionan con Gas Licuado del Petróleo anteriores a 2006) y etiqueta Cero Emisiones (ya que tres de cada cuatro híbridos enchufables circulan con la batería agotada).

Por ello, la OCU pide modificar el sistema de concesión de etiquetas medioambientales para que se tengan en cuenta las emisiones reales y no la tecnología del motor que utilizan.

Además, demanda un nuevo Plan Renove centrado en la sostenibilidad y dirigido a la renovación de los vehículos más contaminantes, que no esté limitado a la compra de coches con etiqueta cero o eco, sino que también se puedan beneficiar de este plan los vehículos nuevos con etiqueta C, que en la práctica tienen un nivel de emisiones comparable y resultan hoy por hoy más baratos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento