València dará prioridad al peatón con 'supermanzanas' en grupos de calles siguiendo el modelo de Barcelona

  • La iniciativa, que comenzará en Extramurs, busca que el peatón gane espacio al coche, que hoy tiene el 70% del total.
  • El Ayuntamiento pretende crear áreas "pacificadas", sobre todo cerca de colegios, mediante un urbanismo "valiente".
  • La experiencia de la ciudad condal ha aumentado un 91% las zonas verdes, un 30% el comercio y ha reducido el tráfico.
  • Llegir en valencià.
Gómez y y Mòdol, este martes, en una visita a la zona donde se actuará.
Gómez y Mòdol, este martes, en una visita a la zona donde se actuará.
Ayto. València

La ciudad de València optará por las llamadas supermanzanas para peatonalizar grupos de calles en los que el espacio peatonal ganará peso al coche. El Ayuntamiento imitará así el modelo de las superislas de Barcelona para "repensar" el diseño urbano y sus usos.

La primera de estas áreas delimitada en todos sus lados se habilitará en la intersección entre la calle Calixto III y Palleter, junto a la Gran Vía Fernando el Católico y en una zona próxima al colegio Jesús y María del distrito de Extramurs.

Los usos de este espacio urbano peatonal se decidirán con un proceso participativo que se celebrará entre el vecindario a principios de 2020, según informó el Consistorio. Así lo anunció la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, tras visitar esta ubicación junto al arquitecto y urbanista Daniel Mòdol, que impulsó en Barcelona la creación de estos espacios "para el uso y disfrute de la ciudadanía".

En esta visita, la concejala compartió con el arquitecto y urbanista catalán, que durante un tiempo "repensó la ciudad desde la política como concejal de Espacio Urbano, la inquietud de recuperar y pacificar las calles para el vecindario".

Gómez recordó que el Gobierno del Rialto ya trabaja en el proyecto de convertir València en una ciudad de plazas, "para recuperar estos espacios en centros neurálgicos de los barrios", y explicó que "ahora quiere dar un paso más, incorporando las supermanzanas a este proyecto".

"Nuestro objetivo es que las calles no sean carriles sino espacios pacificados, que conformen un entorno seguro y comunitario", resaltó la concejala que, asimismo reiteró su apuesta por una política urbanística "valiente y transgresora, diseñada en beneficio del interés general, con un incremento de las zonas verdes, las áreas de ocio gratuito, los espacios culturales o incluso iniciativas comerciales".

Una experiencia con resultados

Por esta razón, explicó, "nos hemos fijado en este modelo que en Barcelona ha supuesto un incremento del 91% de las zonas verdes, una reducción del tráfico, que ha pasado de 2.218 a 932 coches diarios y un aumento un 30% de la ocupación comercial de plantas bajas". 

De hecho, tal y como compartieron Gómez y Mòldol, la primera supermanzana de la ciudad condal cuenta ahora con 349 asientos, un área de juego infantil de 2.483 metros cuadrados, una zona de juego participativo, más de 1.000 metros cuadrados de carril bici, un punto de recarga de vehículos eléctricos e incluso una "modesta" pista de atletismo.

Espacio accesible junto a la Gran Vía

En València, la experiencia piloto se va a implantar en el distrito de Extramurs, en el ensanche de la intersección entre las calles Calixto III y Palleter, "un entorno que además tiene un colegio que lo hace especialmente interesante a la hora de establecer usos para el espacio o que colinda con la Gran Vía, por lo que permite compatibilizar el acceso con la recuperación del suelo para llenarlo de vida". 

Tras anunciar el lugar en el que se proyectará la primera supermanzana de València, la edil aclaró que la iniciativa se desarrollará con la participación de los vecinos y vecinas de la zona, con un proceso a principios del año 2020 para decidir los usos del espacio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento