Los incendios en el este de Australia causan la muerte de cientos de koalas, una especie amenazada

Un cachorro de koala hembra de ocho meses se sube a la espalda de su madre, Eora, en su recinto del zoo de Duisburgo (Alemania).
Imagen de archivo de dos koalas en un zoo de Alemania
SASCHA STEINBAG / EFE

Los graves incendios sin precedentes que azotan el este de Australia desde el pasado viernes están causando la muerte de cientos de koalas en la que es una de las mayores y más diversas reservas de esta especie en el país.

El estado de Nueva Gales del Sur, donde se encuentra Sidney, es el que está sufriendo con mayor virulencia estos fenómenos. Allí se encuentra la ciudad de Port Macquarie, donde está enclavado un hospital de koalas que vela por la conservación de la especie desde 1973.

Desde esta institución han explicado a diversos medios locales que estiman en más de 350 los koalas que han muerto pasto de las llamas, pero que probablemente el saldo será mayor.

"Es una tragedia nacional", contaba a la radio pública australiana Chayne Flanagan, directora clínica del mencionado hospital. 

“Creemos que la mayoría de los animales han quedado incinerados", ha contado Sue Ashton, presidenta de Koala Conservation Australia al diario Sidney Morning Herald. “Han ardido en los árboles hasta convertirse en cenizas”, ha apostillado.

Pese a los graves daños que ya se han registrado, lo peor podría estar aún por llegar. Según los bomberos de Nueva Gales del Sur, el martes se alcanzará el máximo nivel de peligrosidad debido a un empeoramiento en las condiciones meteorológicas. “Las casas no están diseñadas para soportar un fuego en estas condiciones”, explican en su página web.

Según datos de la Fundación Australiana del Koala, las perspectivas de supervivencia de la especie no son nada buenas. En un informe hecho público en mayo de 2019 estimaban en unos 80.000 los koalas que quedan en Australia, el único lugar del mundo en el que habitan de forma natural estos mamíferos.

Brownies solidarios

El Hospital de Koalas de Port Macquarie ha decidido nombrar a dos de los mamíferos heridos que se encuentran en tratamiento en sus instalaciones con los nombres de dos hermanas de ocho años. Lo han querido así después de que las niñas llevaran brownies a los voluntarios de la institución para agradecerles su trabajo.

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento