El precio de los alimentos no ha parado de subir en el último año. Los datos del Gobierno indican, como ejemplo, que hoy los limones son un 64% más caros que hace un año. Pero siempre hay maneras de conseguir ahorrarse unos euros al hacer la compra.

Los consumidores granadinos encantados comprando directamente a los agricultores
Los agricultores de Granada quieren acabar con los intermediarios que encarecen el precio final de sus productos de cara al consumidor. Dicen que sus beneficios son casi nulos. Por este motivo, unos mil agricultores se han unido y venden los productos que cultivan en sus campos directamente en sus propios establecimientos.

Aunque sólo llevan un par de meses en funcionamiento, los consumidores están encantados. Tomates para gazpacho a 0.39 el kilo, calabacines a 0,49 y cartón de 30 huevos a 1.99, por ejemplo. En el vídeo puedes ver la demostración práctica del ahorro que supone.

Precios que se cuadriplican en destino

Esta tendencia la han confirmado unas asociaciones de agricultores andaluces que presentaron ayer el Índice de Precios de Origen y Destino (IPOD) de los alimentos. Analizando 25 alimentos este índice constata que la diferencia media en julio entre el precio pagado al agricultor y el que se cobra al consumidor por un mismo producto agrario es cuatro veces mayor.