El caso de la científica que se clavó una aguja con un virus modificado de la viruela

Vacuna.
Vacuna.
ARCHIVO

Pese a que la letal viruela quedó erradicada en la década de los 80, todavía hoy se sigue trabajando con cepas de este virus debido a que los hallazgos obtenidos de la manipulación de estas muestras y las modificaciones que llevan a cabo con las mismas pueden suponer el salvar a la humanidad en el futuro.

Uno de los mayores riesgos que corren los expertos que trabajan con este tipo de virus es el de poder contagiarse debido a un accidente en su manipulación.

Esto fue lo que le ocurrió en 2018 a una científica de un laboratorio de San Diego (Estados Unidos). Cuando trataba de inyectar en un ratón VACV, una cepa modificada genéticamente del virus de la viruela, la científica se clavó accidentalmente la aguja atravesando con ella su guante e inoculándose el virus de la vacuna, según cuentan en ABC.

El caso quedó recogido en un informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report. Lo primero que hizo fue enjuagarse el dedo durante un cuarto de hora y, tras notificarlo a sus supervisores, acudir a un departamento de emergencias.

Científica contagiada con el virus modificado de la viruela.
Científica contagiada con el virus modificado de la viruela.
CDC

La científica, de 26 años, no estaba vacunada contra la viruela. Comenzó un tratamiento con tecovirimat, un antiviral desarrollado para hacer frente a un ataque con armas químicas, pero también para tratar la viruela y actuar ante casos como el de esta científica. La viruela, a día de hoy, se almacena en centro de máxima seguridad y está considerada una de las armas biológicas de mayor peligrosidad.

A los 10 días del accidente, su dedo comenzó a hincharse y fue surgiendo una herida que fue empeorando con el paso del tiempo. Comenzó a sufrir episodios de fiebre y fue entonces cuando se le puso un agresivo tratamiento de tecovirimat, anticuerpos para vaccinia y antibióticos.

El tratamiento tuvo efecto y los efectos comenzaron a remitir, sin embargo los tejidos muertos del dedo tardaron más de tres meses en recuperarse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento