Guardar virus letales como el de la viruela podría salvar a la humanidad

Una imagen de microscopio electrónico del virus de la viruela.
Una imagen de microscopio electrónico del virus de la viruela.
Dr. Kirsh, USCDCP

El reciente incendio en un laboratorio ruso donde se guarda el virus de la viruela, enfermedad erradicada a nivel mundial en 1980, abre interrogantes sobre si es necesario custodiar estas reservas cuando ya es posible regenerar virus desaparecidos, y cuál es la finalidad.

Una explosión de gas causó el incendio en el Centro Científico Estatal de Virología y Biotecnología de Rusia, conocido como 'Vector', único lugar del país en el que se almacenan muestras de ébola y otros virus como la viruela.

Un asunto sobre el que reflexiona en una entrevista con el profesor Mariano Esteban, investigador del Centro Nacional de Biotecnología, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien se muestra convencido de que es necesario almacenar ese virus letal para proteger a la humanidad si volviese a reaparecer la enfermedad.

"El objetivo fundamental es que no se vuelva a producir una infección por el virus de la viruela", señala este investigador, miembro del comité científico asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Solo dos laboratorios en el mundo custodian el virus: el Centro para la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, en Atlanta, y el Centro Estatal de Estudios de Virología y Biotecnología, ubicado en Novosibirsk (Siberia), donde se ha registrado el incendio.

El profesor Esteban ha recordado que en 1980 la OMS declaró la erradicación de la viruela -una de las enfermedades más devastadoras de la historia de la humanidad- después de una campaña de vacunación masiva y desde entonces no se ha registrado ningún caso.

En ese momento se planteó la necesidad de eliminar los depósitos almacenados en centros y laboratorios de todo el mundo y la OMS acordó habilitar dos centros para mantener 'stocks' del virus, el de Estados Unidos y el de Rusia (entonces, la URSS).

El comité científico asesor de esa organización se reúne una vez al año para supervisar los experimentos que se llevan a cabo en los dos centros de "máxima seguridad biológica", de los que "ninguna muestra del virus puede salir", recalca Esteban.

La finalidad de esas investigaciones, controladas por el comité de la OMS, es tratar de establecer procedimientos que aseguren a la humanidad estar protegida contra la viruela en caso de que volviera a aparecer, explica el experto.

Así, se han diseñado métodos de diagnóstico rápido que permitirán detectar en cuestión de minutos u horas si una persona ha sido infectada por el virus, lo que posibilitará actuar rápidamente.

También se está desarrollando una nueva vacuna frente al virus, así como antivirales para poder tratar a los afectados si fuese necesario.

Y es que "la ciencia avanza muy rápidamente y hoy es posible reconstruir un virus que ya no existe", ante lo cual "tenemos que estar preparados", advierte.

Esta es una de las razones que están detrás del debate sobre la necesidad de seguir teniendo almacenado el virus. La OMS se posicionó en mayo de este año al acordar "no destruir, de momento" los 'stocks' de los dos laboratorios de referencia hasta que se disponga de más herramientas "que den mayor seguridad". "Tenemos que asegurarnos que la humanidad está protegida", reitera este experto.

Pero ¿puede resurgir la enfermedad después de haber sido erradicada?. "Sí, porque es posible regenerar el virus", es decir, crearlo de nuevo en laboratorio y diseminarlo entre la población. ¿Y estamos preparados si eso ocurriera?. "Como miembro del comité científico asesor de la OMS te digo que tenemos las herramientas para actuar rápidamente", asegura.

A pesar del incidente registrado en el laboratorio ruso, Esteban asegura que la seguridad de estos centros, sometidos a inspecciones continuas, es total. "No se ha dado ni un solo caso de que haya escapado un virus. Son como un submarino".

Otro de los temores extendidos es que los países donde se ubican esos dos laboratorios puedan utilizar los virus custodiados en acciones de bioterrorismo, lo que no tiene mucho sentido cuando ya es posible regenerar un virus desaparecido, apunta el profesor Esteban.

Además del de la viruela, también se almacenan otros virus en laboratorios con mayor o menor nivel de seguridad dependiendo de la naturaleza de cada uno de ellos.

El profesor Esteban ha advertido de que "estamos continuamente expuestos" a virus invasores, "por lo que hay que estar vigilantes y poner la financiación adecuada para que la investigación pueda seguir avanzando", y, en ese sentido, ha lamentado que en España la ciencia esté "pasando grandes apuros económicos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento