El Consell aprueba medidas para aliviar los efectos de la DANA en viviendas, juzgados, sanidad y saneamiento

El pleno del Consell ha aprobado este jueves diversas medidas para aliviar los efectos provocados por el paso de la DANA el pasado mes de septiembre por la provincia de Alicante, relacionadas con la vivienda, juzgados, sanidad y saneamiento, en este último caso también en la comarca valenciana de la Vall d'Albaida.
Efectos de la DANA en Orihuela (ALICANTE)
Efectos de la DANA en Orihuela (ALICANTE)
AYUNTAMIENTO ORIHUELA - Archivo

Entre ellas, el Consell ha aprobado la firma de un convenio de colaboración entre la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática y la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) para la cesión de viviendas en la provincia (30 y por un año), destinadas a las personas que se han visto obligadas a abandonar sus casas por estar destruidas o afectadas en sus elementos estructurales.

El convenio con la SAREB se inscribe en el acuerdo del Consell del pasado 20 de septiembre de 2019, en el que se definió el marco general de actuaciones de la Generalitat para dar apoyo a las personas damnificadas por el temporal de gota fría.

Asimismo, el Consell ha autorizado las obras de emergencia de adecuación de los desperfectos ocasionados por la DANA en las sedes judiciales de Orihuela, cuyo importe de adjudicación supera los 300.000 euros.

En la reunión de este jueves, se ha notificado la tramitación por el procedimiento de emergencia del expediente para la adjudicación del contrato, encomendada a la empresa Grupo Bertolín SAU, de las obras y actuaciones de adecuación de la sede judicial de Orihuela, por un importe de 300.000 euros y a la empresa Estudio Uno de Técnicos en Arquitectura, la asistencia técnica por importe 9.680,00 euros (IVA incluido).

El estado de las dependencias e instalaciones directamente afectadas "supone la imposibilidad de que las sedes judiciales de Orihuela realicen sus funciones jurisdiccionales y de tutela judicial efectiva que tienen constitucionalmente encomendadas". En ellas, existe un número considerable de expedientes que pueden contener datos personales "sensibles" susceptibles de una adecuada protección, que precisan su adecuada preservación, custodia y salvaguarda.

Por otra parte, el Consell ha aprobado el encargo a Tragsa para el apoyo logístico en la emergencia y postemergencia de la DANA, con un importe total de la logística que asciende a cerca de cinco millones de euros -4.918.839,62 euros-.

Los daños producidos fueron "innumerables" y provocaron "importantes gastos" derivados de la respuesta inmediata ante la emergencia por parte de diferentes administraciones. La Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias es quien, según la Ley, debe coordinar las actuaciones a desarrollar para esa vuelta a la normalidad a través de la Oficina Única Postemergencia.

Otra de las medidas aprobadas es la reparación de las instalaciones del Departamento de Orihuela dañadas, lo que permitirá el restablecimiendo habitual de la atención médica para la población del Departamento de Salud.

Entre las reparaciones que se van a acometer destaca la reparación del sistema de bombeo del hospital, ascensores averiados en diferentes centros de salud, instalaciones de media y baja tensión y la cubierta del hospital, así como la reposición de diverso equipamiento.

La subsanación, reparación e impulso de medidas preventivas serán "claves" para que los usuarios del departamento de Orihuela vuelvan a tener "garantizada una actividad asistencial normal".

REPARACIÓN EN SANEAMIENTO

Por último, el Consell ha aprobado la ejecución de obras de emergencia acordadas por la Entidad de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunitat Valenciana (EPSAR) para reparar los daños en infraestructuras de saneamiento y aguas residuales que se vieron dañadas por el temporal.

El pleno del Consell ha aprobado la declaración de emergencia para la ejecución de los trabajos que, en este caso, afectaron a diferentes municipios de Valencia y Alicante. Las obras de emergencia se van a centrar en la reparación de la estructura de apoyo de la tubería de impulsión de aguas residuales del bombeo Pilar II a su paso sobre el río Seco a la EDAR de Pilar de la Horadada.

La EPSAR ha adjudicado este trabajo a la empresa Sigma Infraestructuras S.L. por un importe estimado de 72.600 euros y su dirección facultativa a la empresa Cota a Cota Ingeniería y Topografía, S.L.P. por valor de 24.200 euros.

La necesidad de llevar a cabo esta obra de emergencia se justifica en la medida en que la estructura metálica de paso sobre el barranco del río Seco sobre la que se apoya la tubería de impulsión puede "colapsar", lo que provocaría la rotura de la tubería y un vertido de aguas residuales al cauce.

El segundo de los trabajos de emergencia que se van a llevar a cabo consiste en la consolidación y protección de la tubería de impulsión de agua residual de la estación de bombeo Martínez Valero entre los PK 0+50 y PK 0+300, en Santa Pola.

Las obras serán ejecutadas por la empresa CHM Obras e Infraestructuras S.A. y tienen un importe estimado de 108.900 euros, la dirección facultativa ha sido encargada a la empresa Civis Consultores Asociados, S.L. por valor de 24.200 euros.

La no reparación de esta infraestructura podría dar lugar a la rotura de la tubería, provocando la presencia de agua residual sin depurar por el cauce del barranco de Coca, que se encuentra dentro de la zona urbana de Santa Pola, llegando el mismo a las calas de Santa Pola del Este.

La tercera de las obras de emergencia va a consistir en el restablecimiento del servicio de saneamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Albaida (EDAR). Las labores de reparación van a ser realizadas por la empresa Becsa, S.A. por un importe estimado de 288.000 euros y su dirección facultativa la va a llevar a cabo la empresa Intercontrol Levante por un valor de 35.000 euros.

Como consecuencia de la crecida del río Albaida, el pasado 12 de septiembre, se produjeron importantes daños materiales tanto en el colector que discurre por el cauce del río como en el denominado colector del ferrocarril.

De acuerdo con el informe de la EPSAR, actualmente se producen vertidos de aguas residuales al cauce del río Albaida procedentes de los municipios de Albaida, Adzaneta d'Albaida y el Palomar, lo que provoca un impacto ambiental negativo. Además, al no tratarse toda el agua residual en la EDAR, no se puede abastecer el agua regenerada necesaria a la comunidad de regantes para su reutilización.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento