Erkoreka defiende que no se dan las "condiciones objetivas" para convocar una huelga general en Euskadi

El consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno y portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha señalado que el Ejecutivo "no comparte en absoluto la existencia de condiciones objetivas para una huelga general" como la convocada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria para el próximo mes de enero, ya que cree que "la situación general, económica y social es razonablemente positiva".
El portavoz del gobierno vasco, josu erkoreka
El portavoz del gobierno vasco, josu erkoreka
GOBIERNO VASCO

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha sido preguntado por la convocatoria de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, en la que se integran sindicatos como ELA y LAB y numerosos colectivos, quienes han anunciado una huelga general en la segunda quincena del próximo mes de enero, para reclamar medidas que garanticen condiciones laborales, pensiones y una vida "dignas".

Erkoreka ha explicado que el Gobierno Vasco "no comparte en absoluto la existencia de condiciones objetivas para una huelga general" sino "todo lo contrario", ya que cree que "la situación general, económica y social es razonablemente positiva".

"Los indicadores lo ponen de manifiesto. Los indicadores económicos son determinantes, tanto los relativos al nivel de desempleo, a las perspectivas de empleo la situación económica, a la evolución del PIB, las exportaciones, todo permite concluir que el panorama es razonablemente positivo", ha señalado.

Tras reconocer que "hay aspectos que mejorar", ha defendido que "hay cuestiones sociales que deben ser afrontadas" pero ha subrayado que "son conflictos para los que el gobierno preconiza, no la huelga como salida primaria o fundamental, sino todo lo contrario: la opción del diálogo, la negociación y la búsqueda de acuerdos".

LA ÚLTIMA SOLUCIÓN

En este sentido, ha destacado como "un paso adelante importante" que en el conflicto de la Educación concertada sindicatos y patronal hayan aceptado un mediador para intentar desbloquear la situación. "Creemos que de esta manera, las partes implicadas en el conflicto pueden mantener una interlocución directa que puede ser la solución o la manera de encontrar eficazmente esa solución", ha señalado.

Por ello, ha insistido en que la huelga "no es buena para nadie" sino que cree que es "la última solución". "Sin negar el derecho de huelga de los trabajadores, considero que en absoluto se dan las condiciones objetivas en este momento para convocar una huelga general en Euskadi, en absoluto", ha reiterado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento