El camión hallado en Londres con 39 cadáveres apunta a tráfico de personas

  • Un norirlandés de 25 años ha sido detenido y acusado de asesinato.
  • Uno de los cuerpos corresponde a un adolescente.
  • Los agentes desconocen cómo se enteraron los servicios de emergencia.
cadáveres
La policía científica inspecciona el camión localizado en Essex.
Vídeo ATLAS

Un total de 39 cadáveres (entre ellos un adolescente) fueron hallados ayer en un camión frigorífico encontrado en un polígono industrial de Essex, al este de Londres. La Policía británica recibió un aviso de madrugada sobre la presencia de los cuerpos, y los agentes detuvieron al conductor del vehículo, un hombre de 25 años de Irlanda del Norte, como sospechoso de asesinato. Según las primeras pesquisas (aunque la investigación seguía abierta a las 23.00 h, al cierre de esta edición) determinó que el camión tenía matrícula búlgara (aunque el país balcánico apuntó que desde 2017 no había pisado su territorio), y podría haber entrado en Reino Unido procedente de Bélgica el 19 de octubre.

En una escueta declaración a los medios, la subinspectora del cuerpo policial de Essex, Pippa Mills, apenas desveló datos de las pesquisas y adelantó que la investigación será probablemente «larga», al tiempo que instó a la colaboración ciudadana. Una de las principales hipótesis es que se trate de un suceso relacionado con el tráfico de personas o incluso de trata (que se da cuando se quiere obtener un rédito económico).

Con todo, la "máxima prioridad" de la Policía sigue siendo aclarar la identidad de los fallecidos, cuyos cuerpos se encontraban hacinados en el camión, que pidió entrar en territorio británico a través del puerto de Holyhead, situado al norte de Gales, y con medidas de control muchos más livianas que otros como los de Dover o Calais. Eso sí, la ruta no está del todo concretada por los investigadores. La Policía no aclaró tampoco otro de los interrogantes: cómo los servicios de ambulancia, que fueron los que avisaron a los agentes con una llamada sobre las dos y media de la madrugada, se enteraron de la presencia de los cadáveres.

El consejero delegado de la Sociedad de Camiones de Carretera (Road Haulage Association), Richard Burnett, informó a los medios locales de que el camión era frigorífico, un dato que ayer aún no había sido confirmado por la Policía británica.

La máxima prioridad de los investigadores es determinar la nacionalidad de los fallecidos

Subrayó que la tragedia "pone de relieve el peligro que tienen las mafias de inmigrantes que introducen (en los países) a personas de manera ilegal en camiones". Las condiciones en las que se encontraron esas víctimas fueron "absolutamente horrendas", según este responsable, en alusión a las unidades frigoríficas. "Son oscuras e increíblemente frías y las temperaturas llegan a alcanzar allí los 25 grados bajo cero si transportan productos congelados", lo que provoca que los humanos «pierdan la vida bastante rápido", puntualizó.

Una ruta alternativa

Como ruta probable, el camión podría haberse desplazado en ferry desde Cherbourg (Francia) hasta Rosslare (Irlanda) antes de conducir hasta Dublín. Una vez allí, habría tomado, hipotéticamente, otro transbordador hasta Holyhead (Norte de Gales), desde donde se habría desplazado a su destino por carretera. A diferencia de Calais o Dover, el puerto galés carece de sofisticados controles y medidas de seguridad y hace más fácil el acceso, aunque supone un trayecto más largo, que puede durar "entre tres y cinco días", según valoró.

El suceso ha conmocionado a la sociedad británica, últimamente absorta en el rompecabezas del brexit, y su primer ministro, Boris Johnson, se mostró "horrorizado". Su homólogo irlandés, Leo Varadkar, tildó las muertes de "tragedia humana" y aseguró que se investigará si el camión pasó por Irlanda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento