Jennifer López se une a la pelea de otras famosas por la propiedad de las fotos en las que aparecen

    La actriz Jennifer López, en septiembre de 2019.
    La actriz Jennifer López, en septiembre de 2019.
    Evan Agostini / GTRES

    Cuando te hacen una fotografía, ¿a quién pertenece la fotografía: a ti o a quien la ha hecho? Ese es el gran debate que se está planteando de un tiempo a esta parte entre las celebrities, debido a la cantidad de imágenes que circulan de todas ellas.

    Porque suele afectar, sobre todo, a las mujeres. Y porque hasta ahora quienes han alzado la voz han sido ellas. La última en decir "esta foto es mía": Jennifer López, que está actualmente promocionando su última cinta, Hustlers, que muchos afirman pueden llevarla a ganar su primer Oscar a Mejor Actriz Secundaria. Aunque la historia tiene su miga.

    Todo comienza hace un par de años, cuando la actriz y cantante sube a Instagram una instantánea de ella y su pareja, el deportista Álex Rodríguez, dando un paseo por Nueva York. La imagen solo permanece 24 horas en su red (formaba parte de sus stories) social pero el paparazzi que la sacó ha demandado ahora a la artista.

    Le exige el pago de 150.000 dólares (unos 135.000 euros) y las agencias gráficas Splash News y Picture Agency, que representan al fotógrafo, aseguran que los derechos sobre las imágenes son suyos en exclusiva y que, aunque Jennifer López sea quien aparece en ella, no tiene derecho a usarla, tal y como recoge E!News, que ha tenido acceso al auto judicial.

    La compañía argumenta que a los abogados de López se le notificó ya entonces, en diciembre de 2017, que infringía la ley e insisten en que "la acusada no está autorizada a usar, en el presente o en el futuro, la fotografía original".

    "La fotografía es creativa, diferente y tiene su propio valor. Por su estatus de famosa, y por la calidad y la apariencia de la fotografía, el demandante y el fotógrafo al que representa se alzan para obtener los ingresos de la licencia de la imagen", argumentan los letrados de la empresa.

    Por ahora, ni Jennifer López ni sus representantes se han pronunciado al respecto, por lo que parece que su idea será enfrentarse con ellos, puesto que, de lo contrario, tendrán que pasar al 'plan Kardashian'.

    El 'plan Kardashian'

    Las hermanas Kardashian se pusieron de acuerdo el pasado febrero y, como entendieron que ni ellas (ni sus fans) podían usar sus fotografías sin tener que exponerse a una posible demanda, metieron la directa: contrataron ellas mismas sus propios paparazzis.

    "Desde que las agencias de paparazzis no permiten a los fans reutilizar las fotos, todas mis imágenes las sacará mi propio fotógrafo y vosotros podéis reutilizarlas siempre que queráis. Si cuelgo una foto de una agencia la etiquetaré y yo tendré permiso para usarla. Así que por favor, ¡no uséis esas otras!", explicó Kim Kardashian mientras su hermana Khloé se quejaba en Twitter de que había sido demandada por una agencia británica.

    "¿Pueden acosarme y perseguirme y después de todo no puedo ni usar una imagen de mí misma que ellos han sacado? ¿Qué coño es esto?", se quejaba Khloé de la petición de la empresa de 155.000 dólares.

    Queja parecida a la Gigi Hadid, a la que el fotógrafo Peter Cepeda demandó por el mismo motivo en 2017. "Puse mi mejor sonrisa porque entiendo que es parte de mi trabajo. Era una situación apropiada para que fuese la prensa y, además, entiendo que así es como los paparazis se ganan la vida. Esa gente hace dinero gracias a nosotras día tras día, acosándonos legalmente. Es absurdo", comentó la modelo.

    "No tengo forma de saber cual de los más de 15 fotógrafos que tenía fuera  de casa ese día sacó esa fotografía exacta, si simplemente me hubiera hecho un comentario en la foto le habría acreditado sin problema", reprendió públicamente Hadid en una lucha en la que parece que también se meterá de lleno la mujer por la que se creó Google Imágenes: Jennifer López.

    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento