Ratko Mladic
Ratko Mladic (izquierda) camina junto al líder serbio Radovan Karadzic en una imagen de 1995. GTRES

El ex líder serbobosnio Radovan Karadzic, llamado por muchos 'el Carnicero de Sarajevo', ha sido condenado por crímenes contra la humanidad durante la guerra de Bosnia (1992-1995), aunque no de uno de los cargos de genocidio que pesan contra él y por los que le juzga el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Karadzic, violó repetidamente las resoluciones de la ONU

De origen campesino, nació en Montenegro, en 1946. Doctor en Psiquiatría por la escuela de Jovan Raskovic y férreo seguidor del nacionalismo serbio, ayudó durante sus años en ejercicio como médico de la Federación de Fútbol de Sarajevo a enfermos musulmanes y croatas, a quienes posteriormente consideró enemigos.

Partido Democrático Serbio

En 1990 apareció en la escena política yugoslava, con la formación del Partido Democrático Serbio (SDS), para construir la "Gran Serbia" patrocinada desde Belgrado. En 1991, antes de estallar la guerra, su partido entorpeció el referéndum celebrado en Bosnia el 10 de noviembre para votar si se deseaba o no permanecer en una federación yugoslava junto con Serbia, Montenegro y los enclaves serbios de Croacia.

Karadzic, líder del SDS, colaboró en un principio en el Parlamento bosnio junto a los musulmanes del Partido de Acción Democrática (SDA) de Alija Izetbegovic y con los croatas. Pero en 1992 abandonó el juego parlamentario, cuando los musulmanes bosnios, el 44 por ciento de la población, y los croatas católicos bosnios, el 17 por ciento, votaron a favor de la independencia en el referéndum, el 1 de marzo, boicoteado por los serbobosnios, que eran el 32 por ciento de la población de Bosnia.

Calificado por unos como "el carnicero de Sarajevo" y por otros como "criminal de guerra"

Poco después, en abril de 1992, comenzó la guerra. Karadzic se puso al frente de la fuerza militar serbia de Bosnia. El 6 de abril de 1992 la entonces Comunidad Europea y EEUU reconocieron la independencia de Bosnia. A partir de ese momento, los serbios autoproclamaron su "República" y se inició una ofensiva contra objetivos croatas y musulmanes dirigida por Karadzic, que supuso una guerra por la conquista de territorios. 

Violó repetidamente las resoluciones de la ONU

En pocos meses, las tropas aliadas de Karadzic habían sitiado militarmente la capital, Sarajevo, y las grandes ciudades. Karadzic, violó repetidamente las resoluciones de la ONU y se negó a aceptar los acuerdos de paz de Dayton (Ohio, EEUU), firmados en noviembre de 1995 entre el presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, el croata, Franjo Tudjman, y el bosnio, el musulmán Alia Izetbegovic, con EEUU, Rusia y la UE como mediadores.

El 22 de marzo de 2002, la fuerza de la OTAN destacada en Bosnia instó a Radovan Karadzic a entregarse voluntariamente a la Justicia internacional. Calificado por unos como "el carnicero de Sarajevo" y por otros como "criminal de guerra" por su apología de la limpieza étnica, paradójicamente está en posesión de diferentes distinciones por su faceta literaria, ya que ha publicado cinco libros de poesía.

En 2002, en Belgrado, se presentó un libro de poesías para niños; en junio de 2003 editaron el libro "Ordenes de guerra de Radovan Karadzic"; y el 5 de marzo de 2004 algunos de sus seguidores presentaron un nuevo libro, "Cartas de guerra", que recoge las cartas escritas por Karadzic a altos cargos internacionales durante la guerra de Bosnia, fechadas entre 1992 y 1996.

Fue capturado el 21 de julio de 2008 cerca de Belgrado, donde vivía y trabajaba como médico de terapias alternativas bajo una segunda identidad. En el momento de su detención, Karadzic había cambiado radicalmente su aspecto: estaba mucho más delgado, llevaba el pelo largo y una barba blanca.

El 30 de julio de 2008 fue transferido al TPIY, donde se declaró no culpable y pidió ejercer su derecho de defenderse a sí mismo. El juicio comenzó en octubre de 2009 y concluyó cinco años después. En junio de 2012 el TPY mantuvo diez de los cargos y le absolvió de uno de genocidio, el cometido supuestamente en Bosnia Herzegovina entre marzo y diciembre de 1992. No obstante, Apelación anuló la absolución un año después.