Los Reyes de España han llegado este sábado a Palma de Mallorca, donde residirán hasta finales de agosto, periodo en el que compaginarán su agenda oficial con el descanso propio del periodo estival y con la práctica del deporte náutico.

El avión en el que han llegado los Reyes, un Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española, ha tomado tierra en Palma a las 13:30 horas y, a pie de pista del aeródromo militar de Son Sant Joan, han sido recibidos por las autoridades civiles y militares de Baleares.

Saludo oficial

Bajo un intenso sol típico del verano mallorquín, sus Majestades han sido saludados por el presidente de la Comunidad balear, Francesc Antich; la presidenta del Parlament, Maria Antònia Munar; el delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramón Socías; la alcaldesa de Palma, Aina Calvo; la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol; y el comandante general de Baleares, José Emilio Roldán, entre otras autoridades.

Tras departir unos momentos con todos ellos, don Juan Carlos, en un automóvil conducido por él mismo, y doña Sofía han partido hacia su residencia de verano, el Palacio de Marivent. Está previsto que en próximos días se unan a los Reyes los Príncipes de Asturias, con sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, según han comentado fuentes de la Casa del Rey.

Reunión con Zapatero

También se espera que las hijas de los Reyes, las infantas Elena y Cristina, y sus familias pasen al menos unos días en Mallorca con el resto de la Familia Real. En la isla, el Rey mantendrá las audiencias previstas y se reunirá al menos en dos ocasiones, a primeros y a últimos de agosto, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.