La banda terrorista ETA ordenó a finales de junio un pequeño periodo de 'minitregua' no declarada oficialmente justo en el momento en el que el Parlamento vasco celebró el debate y votación sobre el proyecto de ley de consulta soberanista de Juan José Ibarretxe en un claro apoyo a la iniciativa del lehendakari. Según informa
El País, el propio Ibarrexte se enteró de que durante el pleno no se produciría ningún atentado.

Como relata el citado diario, ETA perpetró su último atentado el pasado 8 de junio contra las instalaciones del diario El Correo en Bilbao, 19 días antes de la celebración del pleno. Tras la sesión del Parlamento, el 4 de julio, la banda colocó un artefacto explosivo en el repetidor de Urdingain, en la sierra de Elgea (Álava). En total, casi un mes sin atentar.

Pero la actividad continuará, como afirman a El País fuentes nacionalistas y socialistas. De hecho, se cree que ETA ya tiene una nueva cúpula desde la detención de su dirigente Francisco Javier López Peña, Thierry, en Burdeos (Francia), el pasado 20 de mayo.

Las previsiones apuntan a que los terroristas podrían intensificar su campaña de atentados una vez que el Gobierno de Zapatero recurra ante el Tribunal Constitucional el proyecto de ley de consulta soberanista de Ibarretxe.