Rossy de Palma
La actriz Rossy de Palma. ARCHIVO

La actriz española Rossy de Palma ha pedido en una carta al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que prohíba asistir a la "cruel tradición" de las corridas de toros a los menores de 16 años, como un primer paso para acabar con ese espectáculo, según ha informado la Sociedad Protectora de Animales (SPA).

Resaltan los efectos traumáticos en los niños de esta "violencia gratuita"
La actriz, madre de dos hijos y residente en París, envió su mensaje a petición de la SPA, precisaron en un comunicado los promotores de la iniciativa, hecha con ocasión de los Encuentros Animal y Sociedad que también promueven.

En su misiva, Rossy de Palma dice esperar que Nicolas Sarkozy "sea la persona del cambio en materia de corridas", la que "termine con este espectáculo" e inicie el proceso "poniendo todo en marcha para que los niños sean protegidos de esta violencia, sin ninguna excepción posible". En tanto que española, por haber asistido a corridas "y saber de qué habla", De Palma opina que los toros son un "muy triste espectáculo".

"Un escándalo en nuestra época"

Se declara, asimismo, "orgullosa" de ver que sus compatriotas se dan cuenta, cada vez más, de que la persistencia de esa cruel tradición "es un escándalo en nuestra época", al tiempo que se declara "profundamente anticorrida" y expresa su apoyo total "a la demanda que le hace la SPA", para pedir que se prohíba en Francia la entrada en las corridas a los menores de 16 años.

Quiere que Sarkozy sea "la persona del cambio" en esta materia

La SPA subraya, por su parte, que la actriz, de acuerdo con psiquiatras y psicólogos, resalta en su carta a Sarkozy los efectos traumáticos duraderos que pueden causar en los niños esas imágenes de "violencia gratuita", producida para la simple "distracción del público", y presentada como si fuesen algo "banal".

En su comunicado, la SPA afirma que Cataluña ya ha prohibido la asistencia a los toros a los menores de catorce años. Esta petición no es nueva para el gobierno francés que ya anunció en enero que constituirá un grupo de trabajo para estudiar la posibilidad de prohibir a los menores de 16 años el acceso a las corridas de toros.