Evo Morales
El presidente boliviano, Evo Morales. (Jorge Abrego / EFE). Jorge Abrego / EFE

Los gobernadores opositores de Bolivia rechazaron este lunes el referendo de revocación de mandatos convocado para el 10 de agosto y reclamaron una reunión con el presidente boliviano, Evo Morales, para lograr "una concertación que dé certidumbre al país".

El único camino que queda son las elecciones generales

Si el mandatario sigue en una postura de "soberbia", de no dialogar, los prefectos proponen el adelanto de las elecciones generales, según dijo a los periodistas el gobernador de Cochabamba (centro), Manfred Reyes Villa.

El prefecto cochabambino hizo estas declaraciones al término de la reunión que celebraron en Tarija los gobernadores y dirigentes regionales opositores a Morales, en el llamado Consejo Democrático Nacional (Conalde).

Los gobernadores quieren reunirse con Morales a primeros de julio, dijo Reyes Villa, quien insistió en que si el diálogo no se concreta "el único camino que queda son las elecciones generales", si bien admitió que deberían convocarse también "a través de un acuerdo político".

Por su parte, el gobierno de Morales anunció un juicio en el Congreso nacional contra los cinco prefectos (gobernadores) opositores. La postura fue expresada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en una rueda de prensa en Palacio, tras conocer el anuncio de los prefectos de los departamentos autonomistas de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, además de su aliado de Cochabamba.