Al menos 68 muertos y 15 desaparecidos en Japón por el paso del tifón Hagibis

Operarios comprueban el estado en quedó su oficina tras las inundaciones provocadas por el tifón Hagibis en Nagano, Japón.
Operarios comprueban el estado en quedó su oficina tras las inundaciones provocadas por el tifón Hagibis en Nagano, Japón.
Kimimasa Mayama / EFE
Japón lucha por sobreponerse al paso por el archipiélago del poderoso tifón Hagibis, considerado el más poderoso que ha golpeado al país en décadas, y cuyos vientos huracanados y lluvias torrenciales han dejado varias decenas de víctimas mortales e importantes inundaciones en diversas zonas del país.

Japón lucha por sobreponerse al paso por el archipiélago del poderoso tifón Hagibis, considerado el más poderoso que ha golpeado al país en décadas, y cuyos vientos huracanados y lluvias torrenciales han dejado más de una treintena de víctimas mortales e importantes inundaciones en diversas zonas del país.

Al menos 68 personas han muerto, más de 200 hasn resultado heridas y 15 están desaparecidas en zonas del centro, este y noreste de la isla principal de Honshu, mientras que unos dos centenares de personas resultaron heridas en todo el país por el paso del temporal este fin de semana, según las últimas cifras de los cuerpos de rescate y autoridades locales recabadas por los medios japoneses.

Las graves inundaciones causadas por las lluvias récord que dejó el poderoso tifón Hagibis en diversas zonas del archipiélago dificultan las tareas de rescate e impiden que las autoridades puedan hacer un balance total de los daños materiales y humanos, pese a que han transcurrido casi 48 horas desde la catástrofe.

Las prefecturas centrales de Fukushima y Nagano fueron las más castigadas por las inundaciones y desbordamientos de ríos el domingo y entre ambas suman más de 3.400 personas evacuadas de sus hogares y que continúan en refugios temporales este martes, informó la cadena estatal NHK.

La mayoría de las víctimas mortales y desaparecidos a raíz de las inundaciones y accidentes relacionados se registraron en esas regiones y en la de Miyagi, y en estas tres prefecturas se concentró también gran parte de los 47 desbordamientos de ríos provocados por el paso de Hagibis.

La catástrofe también desencadenó cerca de 150 corrimientos de tierra en diferentes puntos del país, destruyó puentes y carreteras y dañó el tendido eléctrico y la red de abastecimiento de agua en varias zonas, sobre todo en regiones próximas a ríos y canales.

Unas 133.000 viviendas continuaban sin agua este martes, según datos del Ministerio de Sanidad, mientras que otras 35.000 seguían sin luz en prefecturas como Chiba (al este de Tokio) o Kanagawa (al sur de la capital), según informó la compañía eléctrica TEPCO.

En cambio, la mayor parte de las conexiones ferroviarias del país volvieron a funcionar hoy con normalidad, a excepción de la línea de alta velocidad entre Tokio y Kanazawa (centro), cuyos trenes Shinkansen resultaron inundados y sufrieron daños "que llevará un tiempo considerable reparar", anunció la compañía operadora, East JR.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, dijo hoy que el Gobierno empleará fondos estatales reservados para desastres naturales para reconstruir las zonas afectadas y ofrecer asistencia a las víctimas, ante las perspectivas de que el impacto de la catástrofe "sea prolongado", en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Rescates dramáticos

La cadena pública NHK difundió desde primera hora de este domingo imágenes de los dramáticos rescates en helicóptero y barcas en áreas residenciales inundadas por los desbordamientos fluviales, informa Efe.

La prefectura de Nagano, en el centro del país, ha sido una de las más damnificadas por el desbordamiento del río Chikuma, que fluye a través de la región y anegó varias localidades.

En la ciudad de Sano, en Tochigi, el desbordamiento del río Akiyama inundó una zona residencial y los equipos de rescate estuvieron inmersos en el desalojo de los residentes que habían subido hasta pisos superiores de las viviendas huyendo de las aguas.

Más de 110.000 efectivos de la policía, bomberos, guardacostas y Fuerzas de Autodefensa (ejército) participan en las operaciones, según cifras gubernamentales recogidas por la cadena pública NHK.

La red de carreteras del país también se vio afectada y las inundaciones de algunas de ellas dejaron aisladas algunas zonas.

En la localidad de Kawagoe, al norte de la capital, el desbordamiento del río Oppe dejó varadas a unas 260 personas de una residencia de ancianos que huyeron a un edificio vecino más alto, y tuvieron que ser rescatadas en botes por los equipos de emergencia.

En Tokio, el río Tama también rebasó su límite y las plantas bajas de algunos edificios, incluido un hospital, se inundaron. Los bomberos trataban de comprobar si todo el mundo se refugió con éxito y se halló al menos a un varón muerto, detalló NHK.

Las cercanías de dicho río son un lugar habitual de acampada de personas sin hogar y las labores de búsqueda y rescate continúan a medida que retrocede el nivel del agua.

También en la capital, seis de los 12 tripulantes de un carguero con bandera panameña han desaparecido y dos fallecieron después de que la inclemencia de Hagibis hundiera el navío anclado en la bahía, según detalles publicados por Kyodo.

Evacuaciones masivas

Las copiosas precipitaciones provocadas por Hagibis llevaron a la agencia meteorológica del país (JMA) a declarar el sábado una inusual alerta máxima con la que instó a la población a refugiarse en lugares altos para evitar lo peor. Las órdenes y recomendaciones de evacuación llegaron a afectar a más de 10 millones de personas.

En las regiones de Tohoku (noreste) y Kanto, donde se encuentra Tokio, la cantidad de lluvia registrada desde el sábado equivale al 30% o 40% de la cantidad habitual en un año, indicó la JMA.

Las compañías propietarias de algunas presas autorizaron la liberación de agua como medida de emergencia para evitar que reventaran, lo que en algunos casos aumentó todavía más el caudal de ríos ya desbordados por las intensas lluvias.

Las autoridades instaron a la población a mantenerse alerta pese a que el tifón ya ha pasado por el riesgo de desprendimientos y deslizamientos de tierra a causa del reblandecimiento del terreno.

Desprendimientos

Se informó asimismo de cerca de medio centenar de desprendimientos de diversa índole y del derrumbe de laderas sobre algunas viviendas en zonas rurales, que han dejado víctimas y desaparecidos.

En la localidad de Ichihara, en Chiba (al este de Tokio), un tornado formado por la influencia del tifón horas antes de tocar tierra destruyó 12 casas y dañó más de 70. También provocó el vuelco del vehículo de un hombre de unos 50 años que falleció.

La región, que todavía estaba recuperándose del paso del tifón Faxai en septiembre, se vio también sorprendida por un terremoto de 5,7 grados con epicentro frente a sus costas en pleno temporal.

A las 18.00 hora local (9.00 GMT) de este domingo más de 100.000 viviendas del área metropolitana de Tokio seguían sin suministro eléctrico, según informó la compañía Tokyo Electric Power Company (Tepco).

El paso de Hagibis, el decimonoveno tifón de esta temporada en el Pacífico y uno de los más fuertes que han golpeado Japón en décadas, paralizó este sábado el transporte de la región. Aunque los servicios van restableciéndose gradualmente, más de 800 vuelos programados para este domingo también fueron cancelados.

El tifón se debilitó tras su paso por el territorio japonés y a mediodía fue degradado a la categoría de ciclón extratropical.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento