Aula de Primaria.
Aula de Primaria. Oscar Cañas - Europa Press - Archivo

Cerca de un tercio de los alumnos catalanes (el 28%) reconoce haber acosado a compañeros, mientras que el 8,8% afirma haber ejercido ciberacoso, según un estudio la entidad Amalgama7, que ha encuestado a 196 jóvenes en una primera fase preliminar, recogido por Europa Press.

El trabajo afirma que el 40,9% ha sufrido bullying y el 14,5%, cyberbullying, y al preguntar a ambos tipos de víctima, ha detectado que el 9,8% reconoce haber tenido pensamientos suicidas -superior en chicas, con un 12,9% frente al 6,5% de chicos-, y el 5,2% reconoce haberse autolesionado.

También ha detectado que el 65,3% de los encuestados conoce a víctimas o agresores de bullying y el 51,6%, de ciberbullying, y las cifras son superiores en la franja de edad de entre 16 y 17 años respecto a las de 12-13 y 14-15.

El 40% reconoce que ser espectador de acciones de acoso y no intervenir "te convierte en cómplice", mientras que el 14% reconoció haber agredido de forma física a un compañero, lo que reconoce el 25% de los chicos y el 4% de las chicas.

En declaraciones a los medios este miércoles, el director clínico de la entidad, Jordi Royo, ha explicado: "Vemos que el bullying y el ciberbullyng aumentan con la edad", y hay más que reconocen haber agredido, presenciado o haber sido víctima en la franja de 16 a 17 respecto a las otras.

"Si las campañas de prevención fueran eficaces, bien organizadas, bien coordinadas y masivas, lo suyo sería que fuera al revés, que tuvieran efecto" y que al llegar a Bachillerato hubiera menos acoso, ha reflexionado.

Ha dicho que esto les hace pensar que algo falla: "Quizás en lugar de campañas universales, tendríamos que tener campañas más segmentadas" y ha cuestionado si responden de la misma forma a un mismo mensaje los alumnos de una escuela de un barrio con más riesgo de exclusión social que la de un barrio de rentas altas.

"Otra cosa que tendríamos que hacer son campañas más coordinadas", y por ejemplo ha dicho que han detectado que la mayoría de víctimas de bullying lo cuenta al tutor referente, al menos tres de cada cuatro, como también refleja el estudio de Save the Children, pero hay un 14% que dice que lo han comentado pero no ha servido de nada.

"Medidas adecuadas"

"El primer objetivo es que el adolescente, la víctima, lo comunique, pero el segundo y lo mas importante es que podamos tomar medidas adecuadas", ha señalado.

Al comparar sus resultados con un estudio de Save the Children, que calculan que recogió datos entre 2016 y 2017, han visto que las tasas de bullying son "bastante parecidas", pero las de ciberbullying son superiores en el de Amalgama7, que tiene datos de 2019.

Royo ha planteado la hipótesis de que la expansión de las nuevas tecnologías y las TIC de los últimos años comporte que el ciberacoso "se esté extendiendo", ante lo que ha llamado a actuar con concienciación, ya que si el bullying escolar se ciñe al horario lectivo, el acoso online dura 24 horas.

El estudio prevé llegar a encuestar a 1.500 alumnos, y después de esta primera fase en escuelas concertadas, preguntará a alumnos de centros públicos, privados y terapéuticos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.