BENALMÁDENA
El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, y la concejala de Sanidad, Alicia Laddaga, en el reparto de botellas con agua jabonosa para concienciar a los ciudadanos. AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA

Desde este martes, los propietarios de los perros (o cualquier otro animal) de Benalmádena tendrán que realizar los paseos con una botella de agua jabonosa para reducir el efecto de las micciones caninas en la vía pública.

De este modo, el municipio malagueño se une a la decisión previamente tomada por el Ayuntamiento de Vall d'Uixó o el de Valencia, que en los últimos días han incorporado medidas similares.

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, y la concejala de Sanidad, Alicia Laddaga, han informado este lunes sobre la aprobación definitiva de la modificación de la ordenanza municipal reguladora de la protección, bienestar, tenencia responsable de animales y animales potencialmente peligrosos para la inclusión en su articulado de esta nueva normativa.

Navas ha explicado que el propósito de esta modificación "es contribuir a tener la ciudad más limpia: todos tenemos que ser responsables y respetuosos en la convivencia, ya que los vecinos no tienen por qué padecer la presencia de micciones o heces en la puerta de sus viviendas o comercios".

Además, ha incidido en la importancia del registro del perfil genético de las mascotas, otra obligación recogida en la nueva ordenanza, "para evitar la pérdida de animales, el control de las heces no recogidas de la vía pública por ciudadanos incívicos, y para prevenir el abandono animal".

Asimismo, el alcalde ha lanzado a la ciudadanía un mensaje "de respeto y convivencia: a partir de este martes la Policía Local llevará una circular para informar a los propietarios de mascotas sobre su nueva obligación de llevar una botella con agua jabonosa cuando saque a pasear a su perro".

Además, pasado este periodo de información y concienciación de la ciudadanía, la Policía Local empezará a multar a los propietarios que no porten la botella con agua jabonosa durante los paseos a sus mascotas.

El alcalde ha agradecido al comercio local de calle Velarde Dog's Club "por colaborar en la labor informativa y de concienciación, repartiendo de manera gratuita entre la ciudadanía prácticas botellas para llevar el agua jabonosa que pueden colgarse directamente en la correa, y así no tener que acarrearla".

Por su parte, la concejala ha señalado que este lunes han acompañado a los propietarios de Dog's Club en su reparto de botellas por el centro de Arroyo de la Miel para "aprovechar y así informar a la ciudadanía sobre este cambio normativo".

"Vivimos en una ciudad con muchísimos días de sol, y la orina se seca rápidamente sobre la vía pública si no se diluye, provocando problemas de malos olores e insalubridad", ha comentado Laddaga, al tiempo que ha asegurado que "diluyendo las micciones con agua jabonosa, evitamos este problema y hacemos la convivencia más llevadera".

Por último, Laddaga ha realizado un llamamiento a aquellos propietarios que todavía no han realizado la extracción del registro genético de sus mascotas "para que lo hagan cuanto antes, porque no tenerlo tampoco les evitará una posible multa, ya que cuando se hace la extracción el veterinario lo suma al microchip, y la Policía Local con sus lectores de chip pueden determinar al momento qué propietarios no han realizado dicho registro".

"Entre todos vamos a mantener un mejor civismo para la convivencia: a todos nos gustan las mascotas, pero también tenemos que ser responsables", ha concluido Laddaga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.