"Papá, ¡estás muerto!": cómo Ángel González se enteró de su defunción y así está intentando solucionarlo

"Papá, ¡tú estás muerto!". Año 2017. Angélica González acaba de enterarse de que su padre, Ángel González Acosta, había sido declarado muerto en su país de origen en 2010. "¡Cómo qué, yo estoy aquí, no lo ves!", contesta él nada más recibir la partida de nacimiento y ante el asombro de su hija. Este español de 86 años vive en Venezuela desde hace 40, aunque sin nacionalidad venezolana. Hace tan solo tres años se enteró de que en España estaba oficialmentemuerto. Su hija y él luchan por revertir esta situación que le ha cambiado la vida radicalmente lo antes posible.

"Al principio creíamos que era un error material, que había muchos Ángel González Acosta y que se equivocaron de persona. Empezamos a indagar y descubrimos que había un proceso judicial en el que se solicitaba declarar legalmente fallecido a mi padre", explica a 20minutos.es Angélica.

Si la cosa ya está complicada en Venezuela, a Ángel se le enmaraña aún más. Ya no solo son las trabas económicas, ahora también tiene miedo por la situación de incertidumbre en la que vive.

"No podemos viajar porque nos da miedo que nos paren y nos digan... ¿Cómo va a viajar si está usted fallecido?", ha dicho en relación a la posibilidad de viajar a España y solucionar el problema in situ.

Cuando todo es un problema

Pero no solamente reside el obstáculo en viajar: "¿Cómo va a hacer mi mamá ningún trámite si su marido está 'fallecido', cómo puedo solicitar una cédula de identidad, que la tiene vencida, si está 'fallecido'?", señala angustiada Angélica.

"Por todo esto me vi en la obligación de hacer un vídeo que se hiciera viral, algo que se llama medios de prueba libre, para intentar solucionar la situación. En ese vídeo damos fe y él mismo declara que está vivo", relata esta venezolana con doble nacionalidad, ya que también tiene la española.

En el momento en que se enteró de que estaba 'muerto', Angélica fue al registro principal en Venezuela para declarar esta situación. "He hecho todo lo que estaba a mi alcance para protegerlo", cuenta a este medio.

La hija de Ángel González señala que también se ha puesto en contacto con el consulado, y aunque se han mostrado muy receptivos y atentos, ellos no pueden solucionar el problema. Corresponde al tribunal de Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Los Llanos de Aridane (La Palma).

"Estamos esperando respuesta"

"Me ha llegado que el tribunal en España está intentando ponerse en contacto con nosotros. Ahora estamos esperando respuesta", insiste Angélica.

María Nieves González Clemente, hija del primer matrimonio de Ángel y supuestamente residente en España (y quien todavía no se ha pronunciado al respecto), fue quien solicitó la defunción: "Los motivos nos los sé, de verdad que no. Me es irrelevante. Yo lo que quiero es que le den el estatus que le corresponde, con todos sus derechos civiles", señala Angélica.

"El juzgado y la persona solicitante son los únicos que pueden solucionar esta situación. Yo me he dirigido directamente a ellos. No se está buscando el motivo, sino subsanar, reparar...", insiste Angélica González dejando claro que no les importa el motivo.

Pese a estar viviendo un infierno, Angélica no pierde la esperanza y hace hincapié en la buena fue de las personas: "Mi mensaje es gracias. Gracias a las personas que de una u otra manera están ayudando a que esta información llegue al juzgado. Gracias a los desconocidos o a los amigos en la distancia que ayudan de manera desinteresada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento