Un discapacitado, en huelga de hambre tras siete años pidiendo una vivienda digna

  • La falta de compromiso de la Junta le ha obligado a tomar esta medida.
  • Continuará hasta que le den "un compromiso serio y por escrito".
  • No puede ir al cuarto de baño ni salir de casa porque no es accesible.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUELVA.
Joaquín Mora Mendoza (L.M.).
Joaquín Mora Mendoza (L.M.).
L.M.
Joaquín Mora Mendoza, discapacitado en silla ruedas que lleva
siete años enclaustrado por la inaccesibilidad de su casa y luchando para que la Junta de Andalucía resuelva su caso,
inició el lunes una huelga de hambre para protestar por su situación, medida que continuará "hasta que haya un compromiso serio y por escrito". Además afirma que "se creerán que es pasajero, pero lo mínimo que puede tener una persona es calidad de vida y si eso no existe, esto es una mazmorra y
después de tanto tiempo no hay quien lo soporte, es terrible".

20 minutos fue el primer medio en denunciar el 25-10-2007 la situación de este hombre, que vive en el número 1 de la Pplaza de la Alegría. Lleva varios años reclamando una vivienda digna, ya que la actual no está adaptada a su discapacidad, lo que le impide ir al cuarto de baño, apenas moverse y salir de casa, porque el edificio no tiene ascensor. Es por ello que dice que "es el cuento de nunca acabar y no hay otra alternativa después de tanta cartas, tiempo y lucha, de ver las respuestas que me han dado y de cómo y no tienen ni la más mínima intención de ponerse en mi pellejo y esto no es digno para un ser humano".

No tienen ni la más mínima intención de ponerse en mi pellejo
La huelga de hambre es la última vía tras agotar las anteriores.
Escribió a la Junta para que le permutaran su vivienda por otra, pidió un piso en alquiler, pero no obtuvo solución alguna, como cuando acudió a verle el delegado de Infraestructura y Vivienda,
Gabriel Cruz. "Creía que fue de buena fe, pero me ofreció irme a la provincia o hacer accesible mi casa, pero ellos hicieron un informe dice que es inviable hacer un ascensor. Se fue sin promesas ni nada y luego decían que me había hecho tres ofertas de permuta y eso es mentira. Están tratando de difamarme".

Joaquín, que está en segundo día sin comer, asegura que "por ahora lo llevo bien, aunque por la noche se pasa peor", pero está bastante molesto porque "nadie se ha interesado en llamarme o traer a un médico para ver si es un farol o para controlar mi salud. No soy médico, pero sé que el riesgo es importante y parece que les da igual", indica este discapacitado, que padece entre otras patologías como arterioesclerosis crónica isquémica, próstata, almorranas e hipertensión.

Hay muchas leyes, pero no se cumplen, son pura publicidad engañosa
Además extiende la falta de atención a su situación el Defensor del Pueblo andaluz,
José Chamizo, que archivó su caso al considerar que Obras Públicas se había tomado
"el adecuado interés en resolver la demanda" y también al alcalde de Huelva,
Pedro Rodríguez, que
se "comprometió públicamente a venir a verme y ni lo ha hecho ni me ha llamado". Todo ha motivado que opine que "los cargos públicos deberían dar la cara, pero no lo hacen y hay muchas leyes, pero no se cumple ninguna, son pura publicidad engañosa".

Por el momento su única satisfacción son las numerosas llamadas de apoyo de personas y medios de comunicación que se están interesando por su caso, así como asociaciones como el Foro de Vida Independiente, que ha hecho un manifiesto para difundir la gravedad de su estado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUELVA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento