El equipo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, presentó este lunes su alternativa a Madrid Central. Bajo el nombre de Madrid 360, el Ayuntamiento permitirá ahora la entrada al centro de los vehículos con etiqueta tipo C, siempre que viajen dos o más personas, con independencia de si entran al perímetro para atravesarlo o para estacionar en su interior. Además, dos nuevas líneas de autobús atravesarán el centro: una seguirá el eje norte-sur (de glorieta de Quevedo a Puerta de Toledo) y otra, el eje oeste-este (de Moncloa a Felipe II).

La nueva estrategia, con la que el Consistorio deberá enfrentarse a las exigencias de la Unión Europea, no solo abarcará el distrito Centro, sino también los 20 restantes. Madrid 360 comenzará durante el primer semestre de 2020, cuando el equipo municipal prevé que entre en vigor la nueva Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad.

"Madrid 360 es una estrategia de alternativas, global y de integración de los distintos modos de movilidad, que solo funcionará con la cooperación de la Comunidad de Madrid y el Estado", aseguró el alcalde durante el acto de presentación, que tuvo lugar en el emblemático Faro de Moncloa.

El nuevo plan de calidad del aire se estructura en cinco anillos de actuación con 200 medidas que tendrán una "visión multidisciplinar, global e integradora" con la finalidad de que "Madrid sea una capital mundial en el ámbito de la lucha contra la contaminación", añadió Almeida.

Zona Sol

  • Peatonalización. Como adelantó este diario en las últimas semanas, el Ayuntamiento de Madrid prohibirá la entrada a los coches en el tramo de la calle Alcalá entre Sol y Sevilla –actualmente semipeatonal– y el tramo de la calle Mayor entre Esparteros y Espoz y Mina. También se ganará para el peatón la Carrera de San Jerónimo entre Sol y Canalejas. Por otro lado, se estudia la peatonalización completa de la calle Hortaleza y del tramo de la calle Fuencarral que todavía tiene tráfico. Además realizarán un estudio de peatonalización de los espacios públicos en toda la ciudad.

Centro

  • Líneas cero. Se trata de dos nuevas líneas de autobús que utilizarán vehículos eléctricos –y, por tanto, no contaminantes– y que serán gratuitos para los usuarios. Los trayectos cruzarán el distrito Centro y los barrios adyacentes, de norte a sur y de este a oeste. La Línea Cero 1 atravesará Centro con cabeceras situadas en la glorieta de Quevedo y Puerta de Toledo. La Línea Cero 2 recorrerá toda la Gran Vía, con cabeceras en Moncloa (distrito de Moncloa-Aravaca) y en la plaza de Felipe II (Salamanca).
  • Línea circular. Esta nueva línea perimetral y de bajas emisiones circulará por los alrededores del distrito Centro, pero esta vez tendrá coste para los viajeros.
  • Vehículos C. Todos aquellos turismos y furgonetas con etiqueta C –aquellos de gasolina matriculados a partir de enero de 2006, los de diésel matriculados después de enero de 2014, y los de más de ocho plazas y transporte de mercancías matriculados desde 2014, sean diésel o gasolina– podrán acceder al centro de la ciudad sin ser multados si van dos o más viajeros a bordo. Lo podrán hacer sin estacionar y, en caso contrario, deberán hacerlo en los aparcamientos subterráneos y no en la superficie. La nueva medida pretende "favorecer los desplazamientos compartidos y reducir el tráfico en la ciudad", según informó el Consistorio. Todos los coches sin distintivo (A) tendrán la entrada prohibida y tanto los B como los C solo podrán estacionar en aparcamientos. Además, los parkings públicos de Centro reducirán sus tarifas para reducir el "peaje" que supone desplazarse hasta este distrito en vehículo privado, según anunció el gobierno municipal.
  • Comerciantes. Madrid 360 atenderá a los comerciantes como si fueran residentes de la zona centro. Así, podrán entrar libremente con los vehículos que estén a su nombre y tendrán además 20 pases mensuales para invitados. Esta medida forma parte de uno de los acuerdos que el Ayuntamiento alcanzó con este sector, que ha tenido muchas pérdidas desde que Madrid Central entró en vigor, según señaló el alcalde.

Interior de la M-30

  • Prohibir circulación y estacionamiento de vehículos A. El Ayuntamiento irá reduciendo de forma gradual el espacio de la circulación a los vehículos más contaminantes (los que tienen etiqueta A, es decir, aquellos que se mueven con combustible diésel y están matriculados antes del año 2006 y los gasolina previos al año 2000). Así, a partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibido el estacionamiento a vehículos A dentro de la almendra central salvo para los residentes de un mismo barrio, que no podrán aparcar en otro lugar que no sea su zona. Y, a partir del 1 de enero de 2022, quedará prohibido el acceso y circulación dentro de la M-30 a todos los vehículos A de los no residentes en Madrid.

Entre la M-30 y el interior de la M-40

  • Aparcamientos disuasorios. El nuevo gobierno municipal construirá 14 aparcamientos disuasorios para reducir el uso de vehículo privado por la ciudad.
  • Prohibición de circular a vehículos A. Desde el 1 de enero de 2023, se incluirá la prohibición de la circulación para los vehículos A de no residentes de Madrid también por la M-30.

Entre la M-40 y el exterior

  • Carriles BUS-VAO. El Consistorio iniciará los trámites y la gestión con el Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid para habilitar carriles Bus-VAO en las carreteras de entrada a Madrid. El trazado prioritario será el de la a A-42 (carretera de Toledo), donde se sitúa una de las estaciones de calidad del aire con peores registros de polución (plaza Elíptica).
  • Bosque Metropolitano. Madrid tendrá un nuevo pulmón, el Bosque Metropolitano. Se crearán 600 hectáreas de corona forestal, con la plantación de 100.000 árboles nuevos, así como ecoductos (puentes verdes) por encima de la R-3 o la A-3. Supondrá la absorción de 170.000 toneladas de CO2 cuando el bosque alcance la madurez. El presupuesto estimado para la primera fase es de 20 millones de euros hasta 2023.
  • Valdemingómez. El Ayuntamiento va a poner en marcha un plan de "eficiencia y optimización" en la planta de reciclaje de Valdemingómez para "reducir las emisiones tres veces más que Madrid Central hasta 300 toneladas de NOx anuales", anunciaron. Para cumplir con este propósito se va a proceder a aumentar la capacidad de la Planta de Tratamiento de Biogás (PTB) y así incrementar la producción de biometano que se inyecta en la red de distribución de gas natural.
  • Prohibir la circulación a vehículos A. Desde el 1 de enero de 2024, ningún vehículo A de fuera de Madrid podrá circular por todo el término municipal. Esta medida supone una reducción de hasta 618 toneladas de NOx anuales, lo que conlleva multiplicar por cinco la reducción de emisiones que se estimaba para Madrid Central (112 toneladas). A partir del 1 de enero de 2025 ningún vehículo A, residente o no en Madrid, podrá circular por la ciudad.

Toda la ciudad

  • Calderas. También prevén eliminar el 100% de las calderas de carbón de la ciudad en 2022 y reducir a la mitad las calderas de gasóleo (actualmente 4.500) en 2027. Se darán 50 millones de euros de ayudas entre 2020 y 2023 para alcanzar este objetivo. El Ayuntamiento calcula que todas estas sustituciones puedan llegar a reducir hasta 90 toneladas de emisiones NOx anuales en la capital.
  • Bus eléctrico. Renovarán al 100% todos los autobuses de la EMT y multiplicarán por diez el número de vehículos eléctricos: en total, el parque de autobuses eléctricos de la EMT subirá de 68 vehículos a 668 en ocho años.
  • Plazas de rotación. Se habilitarán 5.000 plazas de rotación y de residentes.
  • Soterramiento de la A-5. Otra de las medidas será construir un túnel en la A-5, en el tramo entre la avenida de Portugal y la avenida de los Poblados. Se liberarán más de 90.000 metros cuadrados en superficie, el equivalente a doce veces el estadio Santiago Bernabéu, y se creará un pasillo verde en la avenida de Extremadura para unir la brecha que divide a los barrios de Batán y de Lucero.
  • Nudo Norte. Reformarán la zona norte para descongestionar el tráfico en los próximos cuatro años de mandato.
  • Motos. Se duplicarán las plazas de estacionamiento para estos vehículos en superficie hasta llegar a las 21.000 plazas durante los próximos cuatro años.
  • Taxis. El Consistorio dará una ayuda de cinco millones de euros al año a los taxistas para promover la renovación de su flota.
  • BiciMAD. El Ayuntamiento de Madrid continuará con el proceso de expansión de BiciMad dentro y fuera de la M-30. Tabién estudiarán nuevos carriles bici y ciclocarriles.
  • ‘App’. Se creará una aplicación municipal desde donde se puedan reservar aparcamientos para particulares y empresas de mercancías, donde se consulten las rutas más eficientes para evitar atascos y contaminar menos y donde aparezcan todos los parámetros de la calidad del aire y las posibles restricciones en episodios de alta contaminación.

Críticas

El anuncio mejor guardado, no obstante, estuvo precedido de críticas. El grupo municipal socialista presentó el día anterior una denuncia contra el Ayuntamiento y su alcalde por la organización de un acto de presentación que "atenta contra los principios de objetividad y transparencia que los poderes públicos deben observar en el periodo electoral". La amenaza no fue suficiente para que PP y Ciudadanos cancelasen el evento.

El alcalde se defendió alegando que el anuncio estaba hecho con mucha anterioridad, pero que no estaba prevista "la inutilidad de Pedro Sánchez para formar Gobierno".

Por su parte, la Plataforma en Defensa de Madrid Central calificó las medidas anunciadas por el Ayuntamiento como de "una regresión en la lucha por el aire limpio". Para la plataforma, la rebaja de tarifas de aparcamientos en el centro, el aumento de las plazas en rotación y el permiso de acceso a los vehículos con etiqueta C con dos o más ocupantes suponen "una invitación a entrar en coche y en moto" al centro de Madrid.

"Esto pone en riesgo la salud pública, y nos aleja de las ciudades europeas y del movimiento social que pide acciones urgentes contra el cambio climático", denunciaron.

En una entrevista reciente con 20minutos, Martínez Almedia adelantó que "el debate no es Madrid Central sino el conjunto de la ciudad; no son prohibiciones ni restricciones, sino alternativas. Estas pasarán por más y mejor transporte público del que hay actualmente. Por más y mejores infraestructuras de movilidad en las calles. Y por un enfoque global por la lucha contra la contaminación, como abordar las calderas de carbón y de gasóleo".

Acompañaron al alcalde en la presentación la vicealcaldesa Begoña Villacís (Ciudadanos) y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

A la Comisión Europea de forma "inmediata"

La implantación se concretará por fases, y exigirá un seguimiento de los objetivos. Pero, de momento, el alcalde aseguró este lunes que el Consistorio quiere llevar de forma "inmediata" a la Comisión Europea el nuevo plan anticontaminación, para lo que se pondrá en contacto con el Gobierno en funciones."Queremos ir a Bruselas de forma inmediata", afirmó.

El alcalde explicó que el Consistorio se pondrá en contacto con la Comisión Europa y con el Gobierno en funciones "para darles traslado inmediatamente" del nuevo plan anticontaminación, al igual, agregó, que con el Ejecutivo regional con quien el Ayuntamiento, subrayó, ha tenido un "diálogo fluido" en esta materia.

La Comisión Europea decidió denunciar en julio a Madrid y Barcelona ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber tomado medidas eficaces para cumplir los estándares de calidad del aire.

Consulta aquí más noticias de Madrid.