La batalla de Telma contra la prensa que se inicia hoy en Toledo podría ser suspendida

Telma Ortiz podría verse obligada a dar marcha atrás en su pretensión de tomar medidas contra los medios de comunicación que publiquen, capten, distribuyan, difundan, emitan o reproduzcan" imágenes o instantáneas suyas o del padre de su hija, Enrique Martín Llop. Hoy se inicia la vista en el juzgado de primera instancia número 3 de Toledo, en respuesta a la petición que Telma Ortiz presentó para que la jueza titular inste a los medios de comunicación a respetar su intimidad.

Sin embargo, la vista podría no prosperar, según informó ayer el programa Está pasando, de Tele 5. Hay tres medios demandados que no han recibido la citación. Telma podría optar por dejarlos fuera de la intervención judicial, o bien renunciar por completo a seguir adelante con el proceso iniciado. Si optara por la primera solución, los abogados de las empresas que sí han sido citados podrían alegar agravio comparativo, con lo cual, las pretensiones de la hermana de la princesa de Asturias se verían frustradas.

Tanto Telma como Enrique trabajaban en Filipinas y decidieron trasladarse a España para que su hija naciera en nuestro país -la pequeña Amanda vino al mundo a finales del pasado mes de marzo en Madrid-, y empezar una nueva vida en Toledo. Sin trabajo, y sin paro, según publicaba Hola recientemente, la pareja se ha dado cuenta de que su vida en España no va a ser fácil. Ninguno de los dos sobrelleva con paciencia el acoso mediático ni la curiosidad que despiertan.Por ello, y mientras se encuentran a la espera de un nuevo trabajo con un destino donde puedan pasar desapercibidos, decidieron tomar medidas.

La jueza María Lourdes Pérez Padilla, titular del juzgado de primera instancia número 3 de Toledo tomará hoy declaración a las partes demandadas en la vista, destinada a la adopción de posibles medidas cautelares, previas a la emisión de un auto judicial.

Entre los más de 30 medios citados hay revistas, cadenas televisivas, periódicos gratuitos, agencias de noticias y páginas web. Telma se ampara en el hecho de que no se considera a sí misma un personaje público, y así lo argumenta en la demanda, de más de 300 folios.

Los diferentes abogados que defenderán los intereses de los medios de comunicación citados argumentarán que la hermana de la princesa de asturias consintió durante mucho tiempo ser fotografiada. Se ha hecho famosa y, por tanto, el límite entre su condición de personaje público y ciudadana corriente y moliente está muy diluido.

En el caso de que la jueza desestimara la demanda, ésta podría resultarle muy cara a Telma, ya que, probablemente, tendría que hacerse cargo de las costas judiciales, que, según ha publicado el diario El Mundo, ascienden a 50.000 euros, eso sin contar los posible daños y perjuicios que podrían reclamar los demandados.

Si Telma pretendía pasar desapercibida en España no lo ha conseguido. Desde que tomó medidas legales su fama ha aumentado. El asunto ha adquirido tales proporciones que se ha creado incluso una plataforma para apoyar a la prensa rosa en su contra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento