Médicos del Mundo ha presentado este lunes su nueva campaña para romper con la normalización del sexo de pago, sobre todo entre los jóvenes, con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, que se celebra el 23 de septiembre.

La iniciativa, titulada 'Hablan los puteros', está dirigida principalmente a aquellos hombres que no consumen prostitución pero callan cuando sus familiares o amigos alardean de ello. "Aunque no pague por sexo, su silencio te hace cómplice", sostiene uno de los lemas.

Con el objetivo de provocar una reacción de rechazo y que la gente deje de mirar para otro lado, la organización ha extraído de blogs y foros frases reales de puteros que son denigrantes con las mujeres. "Las estoy probando de todos los colores y sabores", sostiene Luis, un estudiante de 23 años. "Mejor ir de putas. Entre flores, cenas y regalos, las demás salen más caras", afirma Juan, un jubilado de 65 años.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de Médicos del Mundo, Teresa Muñoz, ve "fundamental" la concienciación contra la prostitución, teniendo en cuenta que en la sociedad española "está muy normalizada".

"Queremos poner el foco en los hombres que son los que demandan la prostitución y muy en concreto en las personas que no la consumen para desalentar la demanda", afirma. En este sentido, la campaña va dirigida especialmente a chicos jóvenes que, a juicio de Muñoz, "son los potenciales consumidores.

"Necesitamos que sean nuestros aliados, pedirles que den un paso más y avergüencen a quien explota a las mujeres. Y es urgente hacerlo porque el 34% de los varones no cree que la prostitución sea una forma de violencia", añade al respecto Andrés.

Crece el consumo entre los jóvenes

Desde la ONG denuncian que el consumo de prostitución está creciendo en el tramo de edad entre 18 y 25 años. Asimismo, España es el primer consumidor de prostitución de Europa y tercero del mundo; y entre el 20% y el 40% de los hombres españoles han pagado alguna vez por sexo, según diferentes estudios.

La ONG destaca que los efectos y las secuelas físicas de las mujeres que ejercen la prostitución, que van desde enfermedades de transmisión sexual a las consecuencias de la violencia física (agresiones sexuales, golpes) y psicológica (amenazas, humillaciones, insultos), que implican el desarrollo de cuadros de ansiedad, angustia y depresión.

Desde 1993, Médicos del Mundo trabaja con víctimas y supervivientes de trata. En España, atiende a las mujeres en varias sedes cercanas a lugares donde se practica la prostitución.

"La primera vez que estuve con un cliente me sentí violada y muy triste. Aguanté porque tenía que pagar mis deudas y las de mis familiares. Después de seis años estoy desesperada, quiero dejarlo y encontrar un trabajo", sostiene Joy, de 21 años y procedente de Ghana. Ella es una de las víctimas atendidas por la ONG.

Médicos del Mundo ha lanzado esta acción en redes sociales bajo el hashtag #SerPuteroNoMola. Además, miembros de la ONG han acudido a Ciudad Universitaria, en Madrid, para hacer una performance y concienciar entre los jóvenes contra la trata.