Triple crimen machista
Vista de la zona precintada por el triple crimen machista, cometido en la parroquia de Cordeiro de Valga (Pontevedra). Sxenick / EFE

A tiros y en presencia de sus dos hijos de 4 y 7 años. Así fue como a primera hora de la mañana de este lunes José Luis Abet Lafuente asesinó a su exmujer, a su exsuegra y a su excuñada. El crimen tuvo lugar en la parroquia de Cordeiro, perteneciente a la localidad pontevedresa de Valga. Tras cometer el triple asesinato, el hombre se desplazó hasta la casa de su madre (donde residía desde su divorcio) y llamó a la Guardia Civil para confesar la autoría de los hechos.

Entonces los agentes se desplazaron hasta la vivienda y lo detuvieron. Este martes, a las 10.00 h, pasará a disposición judicial, según indicaron fuentes del fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Las víctimas fueron una mujer de 39 años, Sandra B.J., de la que el arrestado se separó en enero de 2018; la hermana de ella, Alba B.J, de 27, y la madre de ambas, María Elena J.F, de 58 años. Eran más o menos las 8.00 de la mañana cuando Sandra se disponía a llevar al colegio a los dos hijos que la expareja tenía en común.

En el momento en que la mujer entró al coche con los dos pequeños, Lafuente apretó el gatillo y acabó con la vida de la mujer, con los dos niños como testigos de lo ocurrido. Posteriormente, el hombre disparó contra su excuñada, que estaba junto al coche llamando al 112 para alertar del suceso y, a continuación, mató a su exsuegra a pocos metros de allí, que acababa de llegar. Ninguna de ellas residía en este domicilio, pero era habitual que ambas se desplazaran allí para ayudar a Sandra con los niños desde la separación del matrimonio.

Los pequeños, que no sufrieron daños físicos, pasaron la mañana refugiados en casa de unos vecinos. Ambos se quedarán con un familiar directo que, sin embargo, no será su abuelo, según confirmó el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro. El motivo es que el equipo de psicólogos que atendió a los menores considera que no es "acertado" que residan con él, dado que "allí faltan su abuela y su tía".

Ya por la tarde, Agentes de la Guardia Civil hallaron, tras tomarle declaración en la comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, la pistola que, presuntamente, empleó José Luis Abet Lafuente para asesinar a tiros a su exmujer, su excuñada y su exsuegra. Fue encontrada, en concreto, por especialistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil cuando se sumergieron en el río que había indicado previamente Lafuente.

Sin denuncias previas

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, explicó que las autoridades tienen registrados dos casos de violencia de género en el municipio, uno de riesgo medio y otro de riesgo no apreciable, pero ninguno de ellos era el de Sandra, pues no constan denuncias previas. Tampoco había constancia de antecedentes ni denuncias anteriores por violencia machista, ni en los servicios sociales ni en el Centro de Información a la Mujer de la localidad.

Con este caso ya son 1.016 las víctimas de esta lacra, según el recuento oficial elaborado por el Ministerio de Igualdad. Sin embargo, cabe apuntar que de las tres mujeres que murieron este lunes en Pontevedra, tan solo una de ellas ha sido incluida en este listado. Ni la exsuegra ni la excuñada de José Luis Abet Lafuente han sido incorporadas al recuento, pues el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que las considera "víctimas indirectas" aún no ha puesto en marcha esta clasificación, si bien su ya se encuentra "en proceso" para aplicarse en el futuro.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.