Vicerrectora de Estudiantes de la UCM: "Las novatadas no van de diversión, sino de humillación"

Universidad Complutense de Madrid.
Universidad Complutense de Madrid.
EUROPA PRESS - Archivo

Una bofetada ha sido el desencadenante para la expulsión de un Colegio Mayor durante quince días de los dos estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) que participaron en la novatada: el que propinó el tortazo, y la que lo recibió.

El suceso tuvo lugar en el Colegio Mayor Covarrubias, y fue una especie de "concurso de bofetadas". Alguien grabó la escena y de repente las redes sociales viralizaron esta grabación, en la que se observa a un alumno cogiendo impulso para propinar una torta a otra alumna, y ésta última, al recibirla, parece resbalarse hacia atrás, aunque no llega a caer.

La vicerrectora de Estudiantes, Rosa de la Fuente, ha explicado a 20minutos que los estudiantes "están avergonzados y asumen su responsabilidad". "Tenemos que luchar para hacer entender que las novatadas no son divertidas, sino una forma de humillación", afirma De la Fuente.

Uno de los problemas fundamentales, según De la Fuente, es que las personas que entran nuevas en los Colegios Mayores son "gente joven y vulnerable", y creen que "es obligatorio" participar en este tipo de novatadas. "Se genera una presión para hacerlas", explica, y por tanto, hay que "reforzar a los estudiantes que rechazan estas humillaciones" para que se conviertan en "los líderes que fomenten otras actividades de integración".

Miércoles caótico

El pasado miércoles se presentó una campaña en coordinación con la Policía Municipal y el Ayuntamiento de Madrid, en la que se reforzaba la idea de rechazar las novatadas como método de integración, ya que, dice la vicerrectora de Estudiantes de la UCM, "no van de diversión sino de humillación".

"En medio de toda esta campaña, nos llega el vídeo. A continuación nos reunimos con el Consejo de Colegios Mayores y hablamos con los alumnos implicados", recuerda De la Fuente. Una vez ocurrió esto y se acordó la imposición de la medida cautelar de la expulsión, los alumnos dijeron que se les había "ido de las manos" y que "asumían la responsabilidad", aunque desmienten haber subido ellos el vídeo.

"Están muy presionados", afirma la vicerrectora. A partir del momento de la expulsión, se acordó que sería la Inspección de Servicios quien dirimiera las responsabilidades, también de la dirección del centro.

Por último, De la Fuente ha recordado que la policia tiene puntos informativos para que los estudiantes sepan las consecuencias "legales y administrativas a las que se enfrentan si participan en este tipo de novatadas. "Hay que desmontar los mitos para demostrar que las novatadas no son divertidas y que en una sociedad moderna y ética, no tienen sentido", explica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento