Aeropuerto de Londres Heathrow, British Airways
Aviones de British Airways en el Aeropuerto de Heathrow, en Londres. EUROPA PRESS

Los pilotos de la aerolínea British Airways (BA) secundan desde este lunes una huelga de dos días en demanda de mejoras salariales.

La empresa y el sindicato de los pilotos, BALPA (Asociación de Pilotos de las Aerolíneas Británicas, por sus siglas en inglés), indicaron el domingo que están dispuestos a iniciar nuevas conversaciones para superar las diferencias, después de que esos trabajadores rechazasen en julio un aumento de sueldo del 11,5% durante los próximos tres años, informa Efe.

Mientras, y según la compañía, la mayoría de los vuelos que tienen previsto despegar del Reino Unido el lunes y el martes han sido cancelados, lo que ha obligado a miles de viajeros a cancelar sus planes.

BALPA ya anunció el mes pasado que en septiembre se llevarían a cabo tres días de huelga, los días 9, 10 y 27, en la que se considera la primera huelga de los pilotos de British Airways.

Las reivindicaciones de los trabajadores se basan en que la aerolínea "está obteniendo enormes beneficios como resultado del arduo trabajo y la dedicación personal", incluso "de los sacrificios realizados en tiempos difíciles", informa Europa Press.

BALPA considera que British Airways debería compartir más beneficios con sus pilotos. Sin embargo, la aerolínea cree que la huelga es "injustificable" ya que su propuesta de remuneración es "justa".

Miles de personas han tenido que buscar otros medios de transporte. Además, la compañía ha sido criticada durante las últimas horas por la forma en la que ha gestionado la comunicación con sus pasajeros antes de celebrar la huelga.

"Esta huelga le habrá costado a la compañía mucho más que la inversión necesaria para resolver esta disputa", aseguró el secretario general de BALPA, Brian Strutton. "Es hora de volver a la mesa de negociaciones y hacer una oferta seria que ponga fin a esta disputa", añadió.

El pasado jueves, la aerolínea desestimó una nueva oferta de BALPA al considerar que era una "propuesta inflada de última hora" que no se hizo de buena fe. BALPA había dicho que habría suspendido las huelgas esta semana si British Airways se hubiera comprometido con la oferta.

Un portavoz del primer ministro, Boris Johnson, ha instado a ambas partes a poner fin a la disputa. Por otra parte, un portavoz de la aerolínea ha insistido en que están "listos y dispuestos a volver a las conversaciones con BALPA".

La Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA) ha recordado a la aerolínea que debe informar proactivamente a los clientes de sus derechos. Durante las huelgas, BA deberá ofrecer a los pasajeros el reembolso de los vuelos cancelados, así como viajes alternativos en las mismas condiciones o un nuevo vuelo en una fecha posterior.