visones persecución
Los visones son unos animales escurridizos (foto: Efe). EFE

En la granja, denominada Visones Bermúdez, aparecieron tres pintadas con el siguiente texto: "Liberación animal ahora", "Explotador" o "Abajo los muros, fuera las cárceles" y las siglas FLA que corresponden a un supuesto Frente de Liberación Animal.

La suelta de los visones, un animal de tamaño ligeramente inferior al de un gato, es peligrosa, tanto para el equilibrio del ecosistema que rodea la granja como para las personas, puesto que pueden producir mordeduras de gravedad en caso de ser acosado o acorralado.

"Atentado" contra el medio ambiente

El alcalde de Santiago, Xosé Sanchez Bugallo, ha calificado el hecho de "atentado" contra el medio ambiente, y apuntó que dentro de un mes tan sólo sobrevivirá uno de cada cien visones liberados, ya que se trata de un animal muy voraz, necesita de mucha proteína y si no la tiene muere de inanición.

El regidor santiagués recomendó a los ciudadanos que no cometan el error de echar mano del visón porque podría morderle, y recomendó a estos que avisen a las autoridades informando de su localización.

Críticas de los ecologistas

Un portavoz de la Asociación para la Defensa Ecolóxica de Galicia (ADEGA) criticó la iniciativa de soltar los animales en un hábitat que no es el suyo, pues producen enormes daños en el ecosistema, con destrucción de nidos de pájaros y la depredación de otras especies del entorno.

También explicó que las sueltas no significan ni siquiera una alternativa para los animales que abandonan la granja, porque tienen sus capacidades de supervivencia muy mermadas.

La situación de estos animales en las granjas es inmoral

El ecologista señaló la situación en que viven estos animales en las granjas es "inmoral", sin poder salir de las jaulas durante toda su vida y con una muerte "cruel" para aprovechar mejor la piel.que la solución es compleja pero que debe orientarse a la supresión de granjas destinadas a la industria de las pieles, que suponen una "crueldad inútil", concluyó.