La policía registra la casa de los Pujol
El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, acompañado de su esposa, Marta Ferrusola, salen de su domicilio de Barcelona. Quique García / EFE

"La familia habría aprovechado su posición privilegiada de ascendencia en la vida política/social/económica catalana en pro de acumular un patrimonio desmedido directamente relacionado con percepciones económicas fruto de conductas corruptas". Así lo concluye el informe que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha elaborado sobre los Pujol Ferrusola y que fue adelantado por El Español.

La investigación realizada sobre el dinero obtenido presuntamente a través de prácticas ilícitas y después blanqueado ha dado origen a un documento con fecha del 30 de julio y que abarca 222 folios más los anexos. El diario online asegura que en él, la UDEF cifra en 290 millones de euros la fortuna que el clan acumuló mediante conductas que enmarca "dentro del concepto de crimen organizado".

Los agentes no hablan de "mafia", pero sí apuntan a la existencia de "una organización para acometer un negocio criminal". Dicho negocio, especialmente próspero mientras Jordi Pujol fue presidente de la Generalitat de Cataluña, habría consistido en el cobro de comisiones ilegales, "directamente asociadas a actos administrativos de resolución por instancias de esa comunidad autónoma que engloban toda su administración, desde las Consejerías de Gobierno a entes con personalidad jurídica propia vinculados, como puertos marítimos, consejos comarcales, diputaciones, ayuntamientos, etc.".

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha librado una comisión rogatoria a las autoridades de Luxemburgo en la que pide información sobre cuentas bancarias en las Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresident, movió hasta ocho millones desde una cuenta abierta en Suiza, donde llegó a almacenar casi 18 millones.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.