La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero EUROPA PRESS

El bloqueo político puede dejar en el aire la subida salarial para 2,5 millones de funcionarios al inicio de 2020, un 2 % fijo que se puede elevar en función de la marcha del PIB y del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria.

La subida de 2020 forma parte del acuerdo a tres años (2018, 2019 y 2020) que los sindicatos mayoritarios del sector público firmaron en 2018 con el gobierno del PP y que incluía un alza salarial de hasta el 8,79 % en términos acumulados para todo el periodo.

Esta semana, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, señalaba que los funcionarios, junto a los pensionistas, son colectivos que cuentan con una hoja de ruta que cumplir y con los que hay "que respetar escrupulosamente los compromisos" pero que para ello se necesita un proyecto de Presupuestos.

"No se puede hacer nada en la situación actual", subrayó Montero.

En 2018 la subida para los funcionarios fue del 1,75 %, mientras que en 2019 el alza incluye una parte fija del 2,25 % y una parte variable del 0,25 %.

Para 2020, el acuerdo recoge el 2 % de alza fija más un 1 % adicional si el incremento del PIB es del 2,5 % o superior.

El acuerdo también contempla que, en el caso de cumplirse el objetivo de estabilidad presupuestaria (déficit público) en 2020 se añadiría una subida adicional del 0,55 %.

Y prevé asimismo que cada administración pueda destinar un 0,30 % de su masa salarial para fondos adicionales.