Grindadráp
Cetáceos capturados en el Grindadráp, en Islas Feroe Erik Christensen / WIKIMEDIA COMMONS

Las Islas Feroe, un archipiélago danés situado entre Dinamarca y Noruega, están inmersas en sus sacrificios anuales de ballenas, según ha adelantado The Mirror.

Los residentes de este territorio matan cada año a cientos de ballenas piloto o calderones en la tradición conocida como 'Grindadráp', durante los meses más calurosos del verano para usar la grasa y la carne de los animales durante el invierno.

Este año, al menos 23 ballenas, incluida una que estaba preñada, han sido sacrificadas en la orilla. En el acto, también participaron niños y numerosos turistas acudieron para fotografiar la matanza.

Preocupación de las protectoras

Sea Shepherd, una protectora animal que lucha por la conservación marina, ha informado que en 2019 se han sacrificado hasta 536 ballenas.

Desde la organización sin ánimo de lucro aseguran que consideran "inhumanas" estas carnicerías de ballenas.

"Los feroeses a menudo hablan de la tradición detrás del grindadrap y específicamente del respeto que sienten hacia las ballenas piloto. El vídeo y las fotografías muestran claramente que no es el caso, con imágenes de personas haciéndose selfies con la ballena asesinada", dijo un portavoz de Sea Shepherd en un comunicado.

"Los niños jugaban con aletas, pateaban y golpeaban los cuerpos, caminaban sobre ellos y no se los veía preocupados mientras llevaban los cuchillos tradicionales que se usan como parte del grindadrap", añaden.