Playa de Bakio.
Imagen del 'Playa de Bakio' cedida por la familia Pillado (EFE). EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha confirmado que el Gobierno ha enviado a la zona donde permanece secuestrado el barco "un avión de reconocimiento". Se trata de un 'Orión' que dará apoyo aéreo a la fragata 'Méndez Núñez', que también ha llegado a la zona. El avión está dotado de radar, sensores y cámaras infrarrojas y va armado con torpedos, minas y cohetes aire-superficie.

El final del secuestro del atunero vasco 'Playa de Bakio' parece más cerca
La casa armadora del barco
, Pevesa, ha tranquilizado a las familias de la tripulación del atunero, entre los que hay cinco vascos y ocho gallegos, asegurándoles que las vías abiertas para conseguir la liberación van "muy bien".
Las familias siguen en vilo. Angelines Mariño, la mujer del patrón del 'Playa de Bakio', Amadeo Álvarez, vive pendiente del teléfono en su domicilio en Baiona a la espera de que los piratas permitan hoy de nuevo a su marido ponerse en contacto con ella y su familia, tal y como sucedió en la jornada de ayer.

"Hablamos muy poquito pero, por lo menos, permitió quedarnos más tranquilos porque dijo que los trataban muy bien", resumió Angelines Mariño con respecto a la "breve y única" conversación que pudo mantener ayer con su marido.

La empresa armadora no les confirma que se esté hablando del rescate
Angelines Mariño aclaró que la casa armadora no les ha hablado "en ningún momento" de conversaciones para abordar explícitamente el pago del rescate aunque sí están en contacto "diario" con ellos para darles cuentas de las últimas novedades.

Además, la hija de uno de los tripulantes ha expresado este miércoles su esperanza de que su padre se encuentre ya en su domicilio para el próximo lunes. "Yo estoy convencida de que todo va a salir bien. Yo tengo la esperanza, es mi opinión personal, tengo la esperanza de que voy a tener el lunes a mi padre aquí", aseguró Ainhize Sesma a la emisora de radio vasca Radio Euskadi.

Este miércoles ha llegado a Somalia para negociar con los secuestradores el embajador español de Kenia.