CHRISTIE VALDISERRI
Christie Valdiserri, la modelo que lucha contra el tabú de la alopecia femenina. INSTAGRAM CHRISTIE VALDISERRI

Que cada vez más tabúes se están rompiendo en la moda, ejemplificado en el desfile de los ángeles de Victoria's Secret, lo considerado bello en el cuerpo femenino de forma heteropatriarcal, se ha cancelado, es algo que no parece que vaya a ir hacia atrás.

Ello entronca con toda temática que aborde el cuerpo de la mujer, desde el vello corporal, como hace poco con la decisión de Irene Montero de no depilarse las axilas, hasta la alopecia.

Porque si bien la calvicie masculina ha sido mil veces tratada y en ocasiones objeto de bromas (por parte de cierta masculinidad tóxica) pero, a su vez, emblema de grandes estrellas con Vin Diesel o Dwayne The Rock Johnson, la femenina ha sido, cuando menos, invisibilizada.

Hasta ahora. Porque la modelo Christie Valdiserri está triunfando en el mundo de la moda siendo calva. Ella desfila, a sus 25 años, a sabiendas de que es un problema mucho menos aceptado que el masculino, pero esto no va a impedir, como ella misma dice, "que nada le arrebate su sonrisa".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de C H R I S T I E (@christie.valdiserri) el30 Abr, 2019 a las 11:48 PDT

La también bailarina ha contado en su propia página web cómo se le comenzó a caer el pelo cuando recién comenzaba la veintena y de manera muy progresiva se fue quedando calva. En cinco años la alopecia era total.

El único rastro de pelo, sus cejas. Asegura que para ella fue difícil aceptar su nueva situación, dado que Valdiserri vivía (y vive) de su imagen, y la alopecia, en un mundo tan estético como el de las pasarelas, no está normalizada.

Por ello, decidió, una vez supo que no tendría su pelo de vuelta, afrontarlo y contar su historia a través de las redes sociales, inmortalizando el proceso, para que otras mujeres que han sufrido o estén padeciendo la calvicie progresiva (aunque los datos confirman que es una cifra inferior a la masculina) puedan verse representadas.

Valdiserri, natural de Philadelphia pero afincada en Los Ángeles, vio cómo Hollywood dejaba para las mujeres calvas papeles masculinizados de heroína (Demi Moore en La Teniente O'Neil, Sigouney Weaver en la saga Alien, Charlize Theron en Mad Max: Furia en la carretera) exentos de feminidad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de C H R I S T I E (@christie.valdiserri) el15 Jul, 2019 a las 8:48 PDT

Así que ella, desde su posición de modelo, decidió usar ese escaparate para romper el tabú de que las mujeres con alopecia no podían demostrar su belleza y apostó por visibilizar el trastorno capilar desde los diferentes desfiles en los que participaba.

Uno de ellos, de la firma Sports Illustrated Swimsuit, de trajes de baño, fue el momento que escogió para quitarse la peluca en mitad de la pasarela y obviar cualquier canon de belleza impuesto, demostrando que la alopecia femenina es un trastorno que afecta a miles de mujeres en el mundo, de muy distintas edades (puede comenzar muy pronto) y que es necesaria la visibilización.

"Por todos esos momentos en los que lloré hasta quedarme dormida; en los que grité en mi coche por desesperación y rabia; cuando llamé a mi madre sollozando mientras cruzaba el país, diciéndole que no puedo hacer esto más; por un agente que me dijo que no debería hacerme fotografías de mi cabeza calva; a la compañía de cruceros Holland America por despedirme; por todas aquellas personas que sufren de pérdida de cabello o se pueden sentir identificados conmigo, y por toda esa gente por ahí que TODAVÍA piensa que la belleza depende solo de tu apariencia... esto va por vosotros", escribió.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de C H R I S T I E (@christie.valdiserri) el22 Jul, 2019 a las 6:08 PDT