Yeli, en 'First dates'.
Yeli, en 'First dates'. MEDIASET

Ataviada con una diadema de orejas de gato. Así se presentó este miércoles en First dates Yeli, una madrileña llegada desde Alcorcón que en su presentación afirmó que "me gusta mucho el protagonismo y Hannah Montana me ha inspirado desde la infancia. Su frase 'Conseguir lo mejor de dos mundos' me gusta tenerla siempre en el corazón".

Comentó que su chico ideal era Saúl Craviotto, pero su pareja debería tener en cuenta que "conmigo hay que tener cuidado porque soy un poco inestable psicológicamente", admitió. Al chico que conquiste su corazón le convendría saber que "me pueden herir fácilmente los sentimientos y rompo a llorar histéricamente por cualquier cosa", señaló Yeli.

Su cita fue Juan Antonio, un madrileño que comentó en su presentación que "aunque tenga pinta de guaperas y de flipaete, toda la gente me adora, o eso me dicen, luego no sabes lo que dicen a tus espaldas...".

Al ver a su cita, el joven no dudó en afirmar que "físicamente me ha parecido un escopetón, y eso quiere decir que la ves en una discoteca y te entra por los ojos, es un pibón".

Yeli, al ver que Juan Antonio tenía una cruz tatuada en el brazo, le preguntó su era cristiano. Él le contestó que no, que se había hecho el tatuaje porque "se lo había visto a gente y me ha gustado desde siempre". La joven le dijo que ella sí que era cristiana: "Quiero mucho a Jesucristo, pero tengo mi propia teoría sobre él".

"El momento en el que defendió a María Magdalena cuando iba a ser apedreada quiere decir mucho, es el precursor del feminismo porque defendió a una mujer adúltera y eso era novedoso en aquella época", comentó Yeli. Pero no convenció a cita: "Su teoría sobre Jesucristo me ha parecido una chorrada y una imbecilidad".

Durante la cena hablaron de sus estudios, de sus amores pasados, de la diadema de gato de Yeli... Y la conexión entre ambos fue en aumento hasta la decisión final, donde ambos admitieron que quería volver a verse. "Lo que más me ha gustado de Yeli, aparte de sus preciosos ojos, sus labios carnositos de escándalo, su sonrisa tan bonita... es que es una chica simpática. Me gustaría tener una segunda cita porque hay que darle una oportunidad al amor", admitió Juan Antonio. Mientras que la madrileña concluyó diciendo: "Me lo he pasado muy bien en la cena y estoy abierta a nuevas experiencias" en la siguiente cita.