La portavoz del Gobierno, Isabel Celáa.
La portavoz del Gobierno, Isabel Celáa. EFE

Los reproches entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no cesan a cuatro días de que empiece la sesión de investidura. Este viernes, la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, ha acusado al líder de Podemos de "pedir otra cosa" distinta a la coalición para exigir entrar en un Consejo de Ministros, donde el presidente en funciones sí está ya dispuesto a dar entrada a otros miembros del partido morado.

En la rueda de prensa al término del Consejo de Ministros, Celáa, ha afirmado que la última propuesta de Sánchez a Iglesias es lo que Podemos reclamaba. "Pedían un gobierno de coalicion y el presidente ha ofrecido un gobierno en coalición", ha dicho. A partir de ahí, ha criticado la actitud de Iglesias, que considera que reclama algo distinto con su exigencia de ser él uno de los ministros de Sánchez. "¿Ahora qué pasa, que se pide otra cosa?" se ha preguntado, antes de contestar que "eso no tiene ningún pase".

Sin querer entrar en cuántos ministros debería tener Podemos en la coalición que ofrece Sánchez, en si debería reservarse para alguno de ellos la vicepresidencia o si Irene Montero u otros dirigentes podrían ser ministros como ha sugerido este viernes la socialista Adriana Lastra, Celáa ha mantenido la ambigüedad sobre los eventuales ministros de Podemos. Por una parte, ha recordado que la oferta de Sánchez se refiere a "personas representativas con conocimientos técnicos" de la cartera de la que se hagan cargo, pero no ha cerrado la puerta a otros miembros de la cúpula al apuntar que "un ministro siempres es político".

Subordinación de Iglesias

En lo que Sánchez, el PSOE y el Gobierno siguen siendo claros es que Iglesias no puede formar parte del Gobierno. Celáa ha añadido un motivo más a los que dio este jueves el presidente al recordar que "en todo el mundo" hay coaliciones de las que no forma parte el líder de la otra formación. Así, no "tiene que vincularse ni subordinarse a las fuerzas políticas [que lideran el Gobierno]".

Celáa ha puesto como ejemplo el gobierno del País Vasco, de coalición entre el PNV y el PSE pero donde no está la líder soalista Idoia Mendia. "Muchos líderes no han tenido ningún interés en entrar ahí, para mantener la libertad de sus propuestas legítimas en el Congreso".