Isabel Bonig, presidenta del PPCV
Bonig, en Les Corts. EUROPA PRESS

Un sector del PPCV crítico con la actual dirección que encabeza Isabel Bonig ha organizado para este viernes 19 de julio una "cena-encuentro de amigos del PP" para "intercambiar opiniones" y "recuperar el orgullo y la ilusión" por el partido.

El encuentro al que ya han confirmado que asistirá un centenar de personas, ha sido impulsado por un grupo de históricos del PP que en una cena de una veintena de personas en la que se cuestionó la deriva del partido decidieron que sería buena idea hacer lo mismo con mas gente y con micrófonos, según ha podido saber Europa Press.

La convocatoria ha sido difundida a través del WhatsApp, con un primer mensaje en el que se anunciaba la cena y se recalcaba: "No es un acto oficial del partido, es algo privado, donde podremos intercambiar opiniones aquellos militantes y simpatizantes que nos sentimos orgullosos del PP y de su inmenso patrimonio e historia. Si te interesa asistir, te ruego me lo hagas saber por este medio y te iré informando de los detalles".

Tras confirmar la asistencia, los interesados han sido convocados a la cena en un conocido restaurante de la Patacona (Alboraia) en el que precisamente el PPCV suele celebrar muchos de sus actos, el viernes a las 21.30 horas. El precio es de 30 euros.

Se explica que "habrá megafonía y podrá intervenir todo el mundo, no habrá presidencia ni protocolos" y se hablará "de recuperar el orgullo y la ilusión por el PP", así como su "patrimonio e historia". "El PP es el futuro", concluye la organización.

Entre los promotores de la iniciativa se encuentran además del exsenador y militante histórico del partido Pedro Agramunt, Vicente Ferrer, que ha ocupado cargos y fue secretario general del PP en la provincia de Valencia; el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo y el ex presidente Francisco Camps, en una lista que incluye también algún miembro de la ejecutiva nacional, según han informado asistentes a la misma.

Los impulsores critican la situación actual del PPCV, que se encuentra a la deriva con unos resultados electorales "muy malos" debido, entre otras cosas, a la aplicación de la línea roja contra la corrupción, que "a algunos ha encantado" para quitarse de encima a militantes y cargos.

Así, aunque reconocen que ha habido casos de corrupción puntuales, aseguran que es falso que haya sido una situación generalizada y reivindican el patrimonio y el pasado del PP. Se trata de manifestar la opinión de militantes de base, pero también de los que han ocupado importantes cargos públicos y del partido, según han manifestado.

La dirección regional no comenta

Desde la dirección regional han explicado que no tienen conocimiento de esta cena y no van a realizar declaraciones al respecto, subrayando que el inicio del curso político del partido tendrá lugar en el mes de septiembre en Alicante.

Ante la existencia de este sector crítico y el debate en torno a la posibilidad de que el congreso regional -previsto para 2021, según marcan los estatutos- pudiera adelantarse, este mismo lunes la secretaria general del PPCV, Eva Ortiz, descartó la opción de avanzar el cónclave: "No hay ninguna razón para no cumplir los estatutos", ha dicho.

"Eso quisieran algunas personas", dejó caer, para agregar que ve "lógico" que existan "diferentes sensibilidades" dentro del PP: "Hay gente muy de derechas en el PP y otros estamos más en el centro y convivimos perfectamente y así debe ser", indicó.

Ortiz recordó que el último congreso se celebró hace dos años con un proceso de primarias en el que la presidenta, Isabel Bonig, logró el 94% de los votos. Por tanto, defendió seguir lo que marcan los estatutos y advirtió que "cualquier militante que quiera incumplir los estatutos puede tener algún problema". Asimismo, animó a hacer oposición "hacia fuera, hacia (Ximo) Puig, (Mónica) Oltra y Pedro Sánchez" y aseguró que la "presión psicológica" no funciona con ella.

Consulta aquí más noticias de Valencia.